Cómo hacer un Postre para Navidad con forma de Pino

Arbolitos de Navidad en tu plato

El postre en la cena de Navidad debe acompañar a los deliciosos platillos. Debe ser, además de apetitoso, bien decorativo, entretenido y alusivo a la festividad. Por ello, hoy aprenderemos a hacer un pastel muy original, en la forma de arbolitos individuales para que cada quien tenga su propio árbol de Navidad comestible en su plato.

Ingredientes

Para preparar este postre (para 6 personas), necesitarás:

Para el bizcochuelo:
3 huevos
100 gramos de azúcar blanco
100 gramos de harina
Esencia de vainilla
Ralladura de piel de naranjas (o de limón)
Una cucharada de polvo leudante o polvo de hornear.

Para el relleno:
Las cremas de tu preferencia, tres variantes. Puede ser: dulce de leche (manjar), dulces de frutas, crema de leche batida y frutas frescas en trozos, pulpa de frutas, crema chantilly, crema de chocolate, o las que prefieras.

Para el glaseado:
2 claras de huevo
400 a 600 gramos de azúcar glas o azúcar impalpable, aprox.
También necesitarás el colorante vegetal de color verde, o del tono que prefieras.

Prepara el bizcochuelo

Para preparar el bizcochuelo de la base bate los huevos hasta punto letra, bien espumosos. Agrega al batido la esencia de vainilla y la ralladura de piel del cítrico elegido. Incorpora (sin dejar de batir) el azúcar y la harina mezclada con el polvo de hornear, tamizando e intercalando en tres porciones para cada uno.

Coloca en un molde enmantecado y enharinado redondo o rectangular, bien amplio. No es necesario que el bizcochuelo tenga gran altura. Si sólo tienes el molde convencional de 24 cm, no te preocupes: luego de hornear y dejar enfriar, podrás recortar en hasta 3 capas de unos 2 cm de altura. El horneado es en horno precalentado, a 180°C, por 30 a 40 minutos.

El glaseado

Para preparar el glaseado, sólo debes batir las claras de huevos y el azúcar glas, tamizada y de a poco, hasta lograr una consistencia cremosa y firme. Agrega el colorante verde, pues lo utilizaremos para recubrir el pino. Puedes reservar un poco de glaseado blanco y colorearlo en diferentes tonos, para hacer los adornos del árbol. Reserva hasta cortar el bizcochuelo cubierto y en la nevera.

Cómo hacer los arbolitos comestibles

Ya frío el bizcochuelo y cortado en capas de unos 2 cm de altura, bien prolijas, recorta formas de estrellas con un cortante de galletas, o bien círculos, para hacerlo más sencillo.

Para cada árbol utilizaremos cuatro capas de diferentes tamaños. Por ejemplo: una estrella o círculo de 10 cm de diámetro, otra de 8 cm, otra de 6 cm, y una final que puede ser cónica, o bien una de 4 y otra de 2 cm, haciendo cinco capas.

Coloca en una placa limpia los discos o estrellas más grandes, y agrega una capa del primer relleno. Coloca, bien centrado y encima del relleno, el siguiente disco. Pon la segunda capa de relleno procurando que quede por debajo de la capa de bizcochuelo, sin desparramarse por los costados (emprolijando y retirando el excedente si fuera necesario), y luego repite, colocando el bizcochuelo, la tercera capa de relleno, y la última capa. Si vas a agregar dos capas superiores, únelas con un punto de glaseado, con dulce de leche o con lo que prefieras.

Deja que se fije la estructura, y luego recúbrela con puntos de glaseado verde, colocados con una manga y el pico de tu preferencia. Decora luego con una estrella de golosina o de caramelo por arriba, y con las golosinas o puntos de glaseados de diferentes colores. Conserva en la nevera o en un sitio fresco, y sirve en el plato de cada uno de tus invitados a cenar.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un Postre para Navidad con forma de Pino, te sugerimos que visites nuestra sección Postres – Dulces - Helados.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social