Cómo hacer un Postre de Vino

Receta para hacer un Postre con Vino Sobrante

Hacer un postre de vino es fácil. Puedes rellenarlo con la crema dulce que quieras, o con frutas frescas y confitadas, y hasta elaborarlo en un gran pastel o en porciones individuales, como si fueran cupcakes untuosos, glaseados con colores y sabores de lo más divertidos. Además, puedes aprovechar ese resto de vino que quedo de la cena anterior, y no necesitas encender el horno para prepararlo. ¿Qué podría ser mejor?

Lista de materiales e ingredientes

Para preparar 6 porciones individuales, o un pastel de tamaño regular (molde cuadrado de 22 a 23 cm) , necesitarás:

- 1 taza de vino tinto, del que tengas y te guste
- 1 y 1/2 taza de chispas de chocolate negro (o chocolate negro de barra, picado)
- 1 y 1/2 taza de leche entera, descremada, o de coco si prefieres

Como preparar un postre con vino sobrante. Receta para hacer un postre con vino. Paso a paso, cómo hacer un postre de vino

© Depositphotos.com/Grycaj

Imagen 1. Prueba seguir esta receta con restos de vino blanco o dulce, y chocolate blando. ¡Delicioso y elegante!

En lo que respecta a los materiales, necesitarás un cazo u olla mediana, una espátula, un molde o bandeja de muffins (en ambos casos: engrasado y cubierto en la base con papel de hornear, para desmoldar con más facilidad), y la nevera. ¡Nada más!

Preparación del postre con vino sobrante

Pon el vino en la olla y calienta lentamente, mientras picas el chocolate o preparas los demás ingredientes. Controlando la temperatura, deja el vino en un hervor suave por unos 15 minutos, lo que evaporará el alcohol y parte del agua, dejando una reducción con sabor, pero apta para niños y para quienes prefieran evitar el alcohol. Cuando haya reducido lo suficiente, retira del fuego y agrégale el chocolate picado o en chispas, cubre y deja reposar por unos 5 a 7 minutos. Esto fundirá el chocolate.

Pasado el tiempo, quita la tapa y revuelve suavemente para integrar. Agrega de a poco la leche a temperatura de ambiente, y cuando todo se haya integrado a la perfección, vuelca la preparación en el molde o en la bandeja para cupcakes. Lleva a la nevera por unas 2 horas, o por toda la noche si puedes, para permitir que los sabores se concentren.

Cómo servir el postre de vino

Cuando el postre enfríe, el chocolate tomará consistencia. Además, los azúcares del vino reducido contribuirán a darle una consistencia untuosa y absolutamente irresistible. Para servirlo, corta porciones y rocía por encima con una salsa tibia de chocolate o mermelada de frutos rojos, o también puedes dividirlo en capas y rellenar con cremas, jaleas, dulces o lo que prefieras.

Por su consistencia y temperatura, este postre de vino se puede glasear o verter una sabrosa cobertura por encima. Además, los restos (si es que quedan) simplemente regresan a la nevera para ser disfrutados después, y hasta puedes congelarlo para darte el gusto cuando quieras.

Aprovecha los restos de la botella y haz tus propias versiones experimentando con distintos varietales y rellenos. ¡Este postre  con vino sobrante es tan versátil que nunca te aburrirías de comerlo!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un Postre de Vino, te sugerimos que visites nuestra sección Postres – Dulces - Helados.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social