Cómo hacer un portavelas para decorar la mesa

Cómo hacer un portavelas para decorar la mesa

Si no tienes mucho tiempo para decorar la mesa, te presentamos una manera rápida de hacer un portavelas, para lucirte de manera sencilla y original.

Cómo hacer un portavelas para decorar la mesa

¿Llegan invitados a casa y no sabes cómo decorar la mesa? Pues sigue los consejos básicos: el mantel limpio, la vajilla en juego, y un portavelas como centro de mesa sencillo y elegante. Y, como siempre, aquí tenemos una buena idea para este último detalle, que es motivo de pesadilla para muchos.

Vamos a realizar un centro de mesa, o un adorno para la mesa de arrime o el recibidor, usando simples velas blancas y copas. Pueden ser copas del juego que hayas colocado en la mesa, todas del mismo estilo, o copas diferentes que hayas recolectado a lo largo de los años. Pueden ser, también, copas de diferentes usos (copas de vino tinto, de vino blanco, de champagne, de agua, de Martini: las que tengas a disposición), o bien todas de color blanco (incoloras) o de vidrios y cristales en varios tonos. Todo dependerá de lo que tengas a tu disposición.

Prepararemos este portavelas para decorar la mesa, primeramente, lavando perfectamente las copas, y repasándolas luego con alcohol, para eliminar cualquier suciedad o marca. Luego, tomamos simples velas blancas, de las que usamos ante un corte de luz. Si tuvieras velas más elegantes, pues mucho mejor, ya que lograrás una apariencia mucho más decorativa. Pero si no cuentas con velas que se luzcan, y tampoco tiempo para ir a comprarlas, las velas blancas servirán.

Cómo hacer un portavelas para decorar la mesa
Cómo hacer un portavelas para decorar la mesa

Si bien estas velas no son demasiado vistosas de por sí, podemos mejorarlas con una decoración simple, como por ejemplo, calentándolas un poco y haciéndolas rodar por gibré o brillantina, o bien creándole detalles en su textura con un elemento punzante.

El siguiente paso para elaborar este portavelas para la mesa es colocar las copas en su sitio, con una particularidad: las ubicaremos boca abajo. De este modo, la base de la copa quedará hacia arriba, y es allí donde colocaremos cada vela, adhiriéndola al vidrio con un poco de cera derretida de las mismas velas. Asegúrate de que la vela se adhiera bien, usando suficiente cera derretida, y sosteniéndolas en su sitio hasta que seque y enfríe por completo.

Imagen: 1