Cómo hacer un Pastel con Sabor a Confites

Receta de Pastel con Sabor a Confites

Si tienes lo que puede describirse como una adicción a los confites, y también te gustan los pasteles, entonces esta propuesta te encantará: aprenderemos a hacer un pastel con sabor a confites, usando tus favoritos, y en una técnica de preparación tan fácil que querrás hacerlo todos los días. Sólo prepara tus ingredientes, y ponte manos a la obra con esta delicia colorida y fácil.

Lista de ingredientes

Para hacer este pastel usaremos los confites que quieras. Sólo necesitas que tengan una cobertura sólida y colorida; pueden ser simples o rellenos con frutas secas, del sabor que prefieras. Necesitarás ¼ de taza de cada color, y además, de 1 a 1 y 1/2 tazas del tono que elijas para la cobertura de mantequilla.

Cómo preparar un pastel con confites de colores. Pastel multicolor con sabor a confites. Torta con sabor a confites

© Depositphotos.com/davincidig

Imagen 1. Para preparar este pastel, usa confites con coberturas duras de colores bien pronunciados.

Además, necesitarás:

  • Un bizcochuelo de vainilla (u otro, pero de color claro), ya preparado, frío, y cortado en dos, tres o tantas capas como quieras
  • 2 a 3 cucharadas de leche fría
  • 3 tazas de azúcar glas (en polvo, impalpable)
  • 1/2 taza de mantequilla

En cuanto a tus elementos, necesitas:

  • Una batidora con bol
  • Una procesadora de alimentos
  • Una olla pequeña
  • Una espátula o cuchara de madera
  • Una cuchara común
  • Un colador o tamiz fino
  • Contenedores resistentes al calor (el doble a la cantidad de colores que uses)
  • Una base para el pastel
  • Un pincho
  • Una espátula plana, para decorar

Preparación del pastel con confites

Lo primero que haremos será preparar un delicioso sirope de confites con cada uno de los colores, para dejarlo enfriar y poder usarlo para saborizar y decorar tu pastel.

Para ello, pon la olla al fuego moderado y agrega ¼ de taza de agua, y ¼ de taza de confites de un mismo color. Calienta gradualmente, revolviendo ocasionalmente, hasta que el agua esté a punto de romper el hervor. Los confites transferirán su color al agua, y se disolverán en ella. Ten en cuenta que si usas los rellenos (con frutos secos, por ejemplo), quedarán eliminados al filtrar, a menos que los “recuperes” en este punto y los agregues luego al relleno de tu pastel.

Cuando los confites estén bien disueltos, transfiere el líquido a un contenedor resistente al calor y deja enfriar totalmente: Notarás que se forma una capa de cera por encima (es lo que se usa para que los confites mantengan su forma y brillo); quítalo con una cuchara, y filtra el resto del contenido para descartar lo que no puedas quitar. Repite estos pasos hasta haber hecho sirope con el resto de los colores, uno a uno.

Ya fríos todos los siropes, prepararemos la cobertura de mantequilla. Lo primero es reducir a polvo con la procesadora el color de confites que elijas, lo suficiente como para obtener ½ taza. Ahora, pon en el vaso de la batidora la mantequilla (fría o a temperatura de ambiente) y pulsa para ir reduciéndola a una crema. Agrega el azúcar de a poco, para evitar que se formen grumos. Ya integrada, incorpora los confites molidos, y una cucharada de leche. Agrega la leche de a cucharadas hasta lograr una textura de crema, que no sea demasiado fluida: si esto te ocurre por haber agregado demasiada leche, sólo agrega más azúcar en polvo.

Cómo armar el pastel

Pon la primera capa del bizcochuelo en la base. Haz muchas perforaciones con el pincho y, usando una cuchara, vierte de a poco el primer color de sirope sobre las perforaciones (divide en la cantidad de capas que tenga tu pastel). Agrega todos los colores en cada capa. Una vez que lo hagas, pon el relleno por encima, coloca la siguiente capa de pastel, y repite el procedimiento hasta tener el pastel montado. Al cortarlo, verás que el bizcocho ha absorbido todo el sirope y, con ello, también sus colores, en un efecto divertido a la vez que delicioso.

Usando la espátula plana, cubre tu pastel por encima y por los lados con la cobertura de mantequilla (también puedes usarla como relleno), y por último, decora con algunos confites extra, con chocolate, o con lo que quieras agregar a este fácil y delicioso pastel con sabor a confites hecho en casa.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un Pastel con Sabor a Confites, te sugerimos que visites nuestra sección Panificados - Repostería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social