Cómo hacer un organizador de sobres

Organizar sobres

En nuestros tiempos de correo electrónico, chat, sistemas de mensajería móvil y demás, la carta escrita parce estar perdiendo su presencia. Montones de sobres van quedando guardados al fondo de los cajones, sin más uso que ocupar lugar. Pero hoy crearemos un organizador para ubicar el correo de manera prolija.

Pasos para organizar los sobres de papel

En este organizador de correo podemos, por ejemplo, organizar las facturas para el pago de servicios e impuestos, colocándolas según su fecha de vencimiento, el tipo de servicio del que se trate, o bien en orden alfabético, aprovechando la cantidad de sobres que tengamos a nuestra disposición.

Otra posibilidad es dar guarda a los tickets de pagos de cualquier tipo de compras, o bien organizar alfabéticamente notas, tarjetas con direcciones o lo que sea que tengas desordenado por todos los rincones.

El primer paso será buscar la cantidad de sobres que dispongas, una perforadora, un rotulador o lápices de colores, y ganchillos de aro para carpetas o cintas, a tu gusto.

Si vas a crear un organizador en orden alfabético, necesitarás al menos 26 sobres, 27 si quieres agregar la letra Ñ. También puedes hacer un organizador de 12 sobres, con los meses del año, o en el método de almacenamiento que prefieras.

Toma los sobres, y hazle las perforaciones. Puedes hacer dos, tres, o cuantas prefieras, según la cantidad de argollas de cierre o de cintas que quieras atarle. Crea las perforaciones con una perforadora o agujereadora de escritorio, en la base del sobre, es decir, en el lateral inferior, contrario a la zona de apertura. Si se trata de sobres manila, o sobres grandes, puedes crearlas en el lateral. Lo importante es que la zona de apertura quede libre de ganchos o cierres, para facilitar el uso.

Luego, con rotuladores o con marcadores autoadhesivos, coloca las letras, los temas, o el nombre del mes en cada sobre. Puedes colocar tapas de cartulina, o insertar este organizador en una carpeta previamente diseñada, de igual o mayor tamaño que los sobres. Esto favorecerá una mejor presentación, y también protegerá tu organizador contra dobleces o desprolijidades que pudieran hacerse por el propio uso de este organizador. También marcará un inicio y un fin al trabajo, evitando que el primer sobre pase al sector posterior, rotando por los ganchos de argolla o de aro.

De este modo, darás una mejor organización de los sobres (aunque sean viejos y usados, conservándolos como todo un recuerdo), en un práctico organizador que te permitirá mantener tus documentos y papeles en perfecto orden, dando personalidad a todos los rincones de tu hogar, incluyendo el cajón de pendientes.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un organizador de sobres, te sugerimos que visites nuestra sección Orden y Limpieza.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social