Cómo hacer un mapa conceptual

Cómo crear un mapa conceptual

De entre las numerosas técnicas de estudio y aprendizaje que existen, la creación de mapas conceptuales es una de las más poderosas. Esta herramienta nos facilita la absorción de los puntos más destacados de la temática que estudiamos, mientras que refresca los conceptos con sólo un vistazo.

Para hacer un mapa conceptual, lo primero es leer el texto completo, de la primera a la última palabra, revisando en el diccionario las que no conozcas e informándote más sobre los temas que no comprendas en totalidad. Luego de esta primera revisión, haz una segunda lectura, esta vez subrayando o resaltando el contenido más importante en cada uno de los párrafos del texto.

En una tercera lectura, esta vez sólo lee las partes marcadas, toma de a tres o cuatro párrafos y forma con los contenidos importantes una idea más conceptualizada. Anota tus resultados en un papel. Recuerda leer y volver a leer: cuantas más veces lo hagas, más fácilmente irás aprendiendo los contenidos.

Repasa tus anotaciones

Lee tus escritos divididos en temas. Toma de ellos la palabra más importante, y anota junto a ésta los datos más destacados. Por ejemplo, si estás haciendo un mapa conceptual sobre historia, anota el nombre de la guerra en cuestión, y junto a él la fecha de inicio, la de fin, y los nombres de los bandos enfrentados. Este será el material de tu cuadro comprimido.

Luego, comienza a crear las relaciones entre estos datos abstractos que has logrado. En el ejemplo de Historia, define cuáles datos se tratan de guerras, cuáles de sucesos, y así. De este modo, podrás dar mayor y mejor orden a tu mapa conceptual.

Colores y formas al hacer un mapa conceptual

Un buen mapa conceptual posee elementos indispensables. Los hechos o los conceptos clave son principales, definidos con una palabra (o alguna frase), y los detalles puntuales. Luego, deberá haber conectores o enlaces entre ellos, que los agrupen según estilo, temática o el dato que sea compartido.

Tras lograr estos contenidos y de definirlos en orden de jerarquía, comienza a hacer tu mapa, ya sea en el ordenador, en una pizarra o en un gran papel. Utiliza colores, reglas para hacer líneas parejas, y dale tu propio estilo, para facilitar su comprensión a simple vista. Por ejemplo, haz un mapa conceptual en donde los datos de guerras estén enmarcados en cuadros rojos, y los datos de eventos destacados estén encerrados en círculos: los sociales en círculos verdes, los culturales en amarillo, y los menos trascendentes o de otras temáticas en azul.

Haciendo un diseño y utilizando los colores y las figuras que elijas, podrás interiorizar los contenidos más fácilmente, además de lograr una memoria visual que seguramente te ayudará al momento de responder las preguntas del examen. ¡Vale la pena ponerlo a prueba!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un mapa conceptual, te sugerimos que visites nuestra sección Técnicas de estudio.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 83% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social