Cómo hacer un guiso bajas calorías

Cómo hacer un guiso bajas calorías

Los guisos son una excelente opción para los días fríos del invierno, ya que aportan mucho calor al organismo, pero eso si, no son aptos para dietas. Modificando algunos ingredientes podremos hacer un guiso bajas calorías.

Cómo hacer un guiso bajas calorías

Preparación de un guiso bajas calorías y nutritivo

Al acercarse la temporada más fría, es muy común que en todas las mesas comiencen a aparecer los ricos y abundantes guisos, un plato en que se incluyen porotos, lentejas, garbanzos, algunas verduras y un pedazo de carne roja.

Los guisos son muy económicos, pero con respecto a la nutrición, tiene ventajas y desventajas. Si bien la carne roja que usamos para su preparación nos aporta proteínas y hierro, al no ser cortes magros, también aportan gran cantidad de grasas saturadas, mientras que las verduras nos aportan fibras, pero la mayoría de sus vitaminas se pierden durante la cocción. Por último, la papa, batata y choclo, que son vegetales con mucho almidón, también nos aportan muchas calorías.

Pero estas no son razones que nos impidan poder disfrutar de un buen guiso, lo único que debemos hacer es cambiar un poco las costumbres y optar por otros ingredientes con menos calorías. De esa forma podremos consumirlo sin culpa y sin riesgo para nuestra salud.

Cómo hacer un guiso bajas calorías
Cómo hacer un guiso bajas calorías

© Depositphotos.com/studioM

"Con algunas modificaciones, podemos reducir fácilmente entre 200 y 300 calorías por cada plato de guiso, por lo que estaríamos consumiendo una comida de aproximadamente 500 calorías, excelente para nuestra dieta diaria."

Consejos para hacer un guiso bajas calorías

  • En el caso de la carne, debemos optar por aquellos cortes magros, es decir, con poca cantidad de grasa.
  • Reducir la cantidad de papa y batata, y agregar mayor cantidad de vegetales verdes, serán otras posibilidades para reducir las calorías.
  • También hay que minimizar el uso de aceite durante la preparación.
  • Con estas modificaciones podemos reducir fácilmente entre 200 y 300 calorías por plato, por lo que estaríamos consumiendo una comida de aproximadamente 500 calorías, excelente para nuestra dieta diaria.
  • Modificando la receta de cualquier guiso y transformándola en un guiso bajo en calorías, pero rico en nutrientes y sabor, será ideal para que cualquier persona que tenga sobrepeso pueda disfrutarlos.