Cómo hacer un espiral chino

Espirales chinos, decoración oriental con nuestras manos

¿Has visto esos decorativos y pacíficos espirales chinos? Se trata de elementos muy especiales, que con sus formas orgánicas, nos relajan y nos trasladan a un sitio de paz, moviéndose con el aire y decorando todo el ambiente.

Hoy aprenderemos a crear nuestro propio espiral chino, en el tamaño deseado y en el color o el estilo que mejor vaya con la habitación en donde lo coloquemos, o con el estilo decorativo general del hogar y de nuestra propia personalidad.

Materiales necesarios

Para crear un espiral chino necesitas un elemento de tu preferencia. En verdad, puede ser cualquier elemento, mientras sea más bien delgado y alargado. De hecho, se trata de muchos de éstos, iguales o lo más similares posibles. Se puede hacer un espiral chino con palos de helados, mondadientes, ramas de árboles, lápices de colores y lapiceros, sorbetes plásticos, o el elemento que prefieras. Recuerda: lo ideal es que sean todos del mismo estilo y tamaños, aunque bien puedes hacer un espiral chino con elementos que vayan siendo cada vez más cortos, permitiendo que la pieza tenga un giro, aunque con un comienzo (o un fin) minimizado a lo ancho.

Cómo armar el espiral chino

Reúne todo lo que puedas de varillas de madera, ramas, palos de helados, sorbetes, lápices o el elemento que prefieras para confeccionar tu espiral. Prepáralos de acuerdo a los arreglos que debas darles: lijarlos para retirar las astillas, recortar mejor sus puntas, afinar las puntas de los lápices, estirar los sorbetes, redondear la punta de los mondadientes, etc. Luego, puedes usar los elementos en su color original, pintarlos a todos de un mismo tono, o bien en un gradiente de colores en dos, cuatro, diez o más colores. Cuanto mayor cantidad de elementos tengas, más largo será tu espiral chino.

Coloca los elementos sobre la mesa de trabajo, en el orden establecido si vas a hacer modificaciones de gradiente de colores o de tamaños. Toma los primeros tres elementos, y coloca el primero sobre la mesa y boca arriba. Ponle un punto de pegamento al centro. Puedes usar silicona caliente o cola y pegamento universal incoloro, aunque si en verdad quieres acelerar y reforzar el trabajo, lo mejor es el adhesivo instantáneo incoloro.

Añade un poco de pegamento al centro superior del primer elemento, y apoya allí el segundo, levemente inclinado y no exactamente en la misma posición. Repite el procedimiento: coloca pegamento sobre el centro superior, y pon el tercer elemento, levemente inclinado en la misma dirección y sentido en la que inclinaste el anterior. Arma grupos de tres a cinco elementos, respetando el orden de tamaños y colores si los hubiera, mientras se van secando estos grupos.

Luego, une los grupos entre sí, colocando pegamento y encimando el siguiente grupo levemente inclinando el primero de cada serie respecto del último de la serie anterior. Después, sólo debes dejar secar bien el pegamento, y colocar una cadena o una soga delgada asida del centro superior del elemento de más arriba. Procura que sea algo que posea movilidad, para que al soplar el viento, este espiral nos maraville con sus movimientos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un espiral chino, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social