Cómo hacer un especiero magnético

Condimentos magnetizados

Para optimizar la funcionalidad de la cocina, hay muchas técnicas que podemos tener en mente. La idea es siempre la misma: Ampliar el espacio, mantener los elementos en buen orden y a alcance de la mano, y asegurar así un mejor uso de todo el espacio de la cocina, que es el corazón del hogar.

Hoy te contamos una técnica para conservar tus especias en orden, bien exhibidas, y minimizando el espacio necesario para su guarda. Se trata de un especiero magnético que puedes pegar en la alacena, en la pared azulejada de la cocina, en el interior de las puertas de gabinetes, o zonas de guarda, e incluso a un lado de la nevera.

Materiales para hacer un especiero magnético

Para crear este especiero metálico necesitas pequeños tarros metálicos con tapa. Otra opción es utilizar frascos de vidrio, aunque pueden resultar algo pesados, o bien frascos de plástico adecuados para gastronomía, a los que añadirás un trozo de magneto o imán en su base, adhiriéndolo con pegamento universal sin tolueno, incoloro.

Imagen 1.

Otros materiales necesarios incluirán, dependiendo de la metodología de creación: una plancha metálica, tapas siliconadas o plásticas para restringir el caudal de cada tarro, tornillos y destornilladores (taladro, brocas, tacos Fisher), o bien clavos y martillo, e incluso pegamento, dependiendo del sitio de ubicación.

Creando el especiero imantado

Prepara los frascos, limpiándolos bien y desinfectándolos con alcohol. Deja secar bien antes de colocar las especias. Dependiendo de cómo vayas a utilizar los especieros, puedes ataviar una tapa siliconada o plástica, o de algún tipo, restringiendo la cantidad de especias que salga al agitar el especiero. Puedes perforar la tapa metálica o, también, perforar (con una perforadora de oficina) un trozo de papel acrílico o papel manteca, y asirlo a la boca del frasco con alambres forrados bien ajustados, pudiendo retirarlos al rellenar el recipiente. Luego, simplemente coloca la tapa del frasco o del tarro.

El siguiente paso es colocar el magneto, en el caso de frascos de plástico o vidrio. Córtalo según las dimensiones de la base del contenedor, y pégalo con pegamento universal incoloro libre de tolueno.

Cómo colocar el especiero magnético

Si se trata de especieros metálicos, coloca una plancha magnética (o una tira de magneto flexible) en la pared de tu preferencia, o bien en la nevera. Puedes colocarla por el lado interior de la puerta de la alacena, para ampliar el espacio disponible en la cocina. Luego, simplemente coloca los frascos metálicos para que queden adheridos magnéticamente.

Si se trata de frascos con magneto adherido, necesitas una superficie metálica de donde puedan sujetarse. Puedes aprovechar el costado de la nevera o del calefón, o de cualquier artefacto de cobertura metálica (libre de calor, de preferencia). También puedes adherir, clavar o atornillar una plancha metálica magnética o magnetizable (que el imán se "pegue" allí) sobre los azulejos, o sobre el interior de la puerta de la alacena o de un gabinete de la cocina.

Luego, adhiere los contenedores y disfruta de tu nuevo especiero, liberando espacio en la cocina y teniéndolos siempre a mano para preparar tus delicias, para el deleite de toda la familia.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un especiero magnético, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social