Cómo hacer un Desinfectante para Manos

Receta para hacer un Desinfectante de Manos Casero

Contar con un desinfectante para manos es fundamental, ya que a diario estamos en contacto con miles de microorganismos. Basta pensar en la rutina diaria para darnos cuenta: sales de casa con tu bolso y las llaves en la mano. Te subes a un taxi, al autobús, al tren, tomándote de los soportes que tantas otras personas han usado. Llegas a la oficina y usas la fotocopiadora, el teléfono, los picaportes de las puertas. Vuelves a casa y, en el camino, tomas billetes para comprar la cena... son miles los objetos que tocamos a diario, contaminados por horas de uso ajeno.

Por eso, llevar un desinfectante contigo es una manera genial de mantenerte con salud y protegido a todo momento. Aprende cómo hacer un higienizante de manos casero, personalizado y muy económico.

Elementos necesarios

Puedes reutilizar un contenedor de sanitizante de manos que ya tengas, bien lavado y seco, o usar cualquier pequeña botella plástica con tapa a presión que permita extraer el producto en cantidad adecuada, y hasta una botella plástica o de vidrio con un atomizador de salida amplia. Asegúrate de que esté limpio y seco, y que su tapa cierre a la perfección para que puedas llevarlo en los bolsillos o en la cartera con seguridad.

En cuanto a los ingredientes para hacer este antibacterial casero, consigue:

- 1/4 taza de olmo escocés
- 1 cucharada grande de vinagre blanco de alcohol (no te preocupes, el mal aroma desaparecerá)
- 1 cucharadita de gel de aloe vera (que suavizará tus manos y las dejará hidratadas)
- 15 gotas de aceite esencial (el que prefieras, aunque te recomendamos los de limón, árbol de té o lavanda, por sus propiedades y suave aroma).

Preparación del desinfectante casero para manos

En la botella o en un bol pequeño, mezcla el olmo escocés con el gel de aloe vera. Revuelve para incorporar a la perfección, e incorpora luego el agente antibacterial del momento, el vinagre blanco de alcohol, y revuelve. Verás que el aroma fuerte irá desapareciendo; de todos modos, cuando uses el producto puede que notes el olor, pero se irá en segundos.

Finalmente, incorpora el aceite esencial para darle la fragancia suave y de tu gusto, y revuelve bien sin batir. Usando un embudo, rellena tu botella y conserva el resto, si lo hubiera, en otra botella con tapa de cierre hermético.

Una vez embotellado, agita antes de cada uso para asegurarte de que los ingredientes estén bien unificados. Aplica una pequeña cantidad en la palma, y frota ambas para esparcir el producto.

Con este desinfectante casero tus manos quedarán limpias y suaves, listas para seguir adelante con la jornada sin amenazas a tu salud y con una deliciosa fragancia. ¡Y por sólo monedas!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un Desinfectante para Manos Casero, te sugerimos que visites nuestra sección Higiene.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social