Cómo hacer un comedero para aves silvestres

Alimento para aves silvestres

Alimentar a las aves silvestres es una manera de embellecer nuestro jardín, ya que con solo colocar comida en el patio invitaremos a estos seres de la naturaleza a visitarnos y regalarnos su canto. Una genial manera de ambientar de un modo natural cualquier espacio exterior del hogar.

Ingredientes para hacer alimento para aves

Las semillas son el bocadillo favorito de las aves silvestres. En cualquier tienda de mascotas o en el supermercado podrás adquirir bolsas de mezcla de semillas para aves silvestres a buen precio. Con cuatro tazas de estas semillas será suficiente.

Pero si quieres darle un plato especial, añadiremos algunos ingredientes y los colocaremos en alimentadores colgados de un árbol, para atraer a nuestros visitantes. Consigue 3/4 de taza de harina común, 3 cucharadas de jarabe de maíz (natural y orgánico, en lo posible), 1/2 taza de agua, y moldes para darle formas decorativas a los comederos. Para poder colgarlos, utilizaremos también una pajilla de refrescos y un hilo natural.

Preparación del comedero para aves

Mezcla el harina con el jarabe de maíz y el agua para darle al alimento una consistencia liviana, y luego agrega las semillas. Revuelve bien para integrar toda la preparación, que quedará algo pegajosa al tacto por el jarabe. Coloca en la mesada o sobre un papel manteca los moldes de galletas o los que hayas elegido, si prefieres humectándolos con un poco de aceite vegetal. Pon la mezcla de semillas dentro, presionando bien con la parte trasera de una cuchara mojada para ir dándole buena forma y dejar una pieza más compacta, sin que el preparado se pegue a la cuchara.

Ya con el molde relleno, inserta la pajilla para crear una abertura por donde luego pasarás el hilo. Si has presionado bien la masa, ya puedes retirar el molde de galletas para que el preparado se seque por los lados y por la cara superior, por unas 4 a 6 horas. Luego, voltea las piezas (retira la pajilla a este punto) para dejar secar en la otra cara por el mismo tiempo.

Haz pasar la cinta por la perforación que hiciste con la pajilla, y coloca en una saliente o entre las ramas de un árbol, para que las aves puedan posarse y alimentarse sin dificultades. Es buena idea contar con las hojas de un árbol a modo de techo, que las proteja de la lluvia y del calor extremo. De cualquier modo, verás que las aves se paran sobre estas formas decorativas y se alimentan saludablemente, complementando esa sensación natural que todo jardín feliz merece.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un comedero para aves silvestres, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?
10 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social