Cómo hacer un caleidoscopio

El caleidoscopio es un objeto muy preciado y artesanal, en cuyo extremo se puede observar el efecto óptico que se crea con espejos y cristales. Veamos cómo construir nuestro propio caleidoscopio.

Cómo hacer un caleidoscopio

¿Qué es un caleidoscopio?

Un caleidoscopio (kallos significa bello, eidos significa imagen y skopein significa ver), consiste en un tubo con tres espejos pequeños, ubicados con ciertos ángulos diferentes, y pedacitos irregulares de cristal.

Desde un extremo del tubo se puede observar el efecto óptico que se crea con los espejos y los cristales al girarlo. La imagen se forma al multiplicarse simétricamente el reflejo entre los espejos.

Cómo hacer un caleidoscopio
Cómo hacer un caleidoscopio

© Depositphotos.com/stevanovicigor

¿Qué se necesita para hacer un caleidoscopio?

Para construir un caleidoscopio, se necesitan los siguientes materiales:

  • 1 tubo de 20 cm de largo por 4 cm de diámetro (puede ser de cartón o algún otro material)
  • 3 pequeños espejos de 18 cm por 3 cm.
  • Pedacitos de canutillo.
  • Vidrio de colores.
  • Mostacilla, o cuentas de plástico translucidas.
  • 2 círculos de acetato transparente recortados del mismo tamaño que el diámetro del tubo.
  • Un circulo de cartón con un hueco de 1 cm de diámetro en el centro.
  • Pegamento.
  • Cinta adhesiva.
  • Papel periódico y papel de colores.

"La imagen del caleidoscopio se forma al multiplicarse simétricamente el reflejo entre los espejos."

Cómo construir un caleidoscopio

  • Los pasos para construir un caleidoscopio son sencillos. Primero, se toman los tres espejos y se unen con cinta adhesiva, formando un prisma con la cara del espejo hacia adentro.
  • El prisma formado por los tres espejos se introduce en el tubo, tratando de que quede lo menos flojo posible.
  • Utilizando las medidas propuestas al principio, el prisma quedará 2 cm más corto que el tubo; en ese extremo se debe colocar y pegar, a manera de tapa interna, uno de los acetatos transparentes.
  • Luego, se deben poner suficientes pedacitos de vidrio de colores, canutillo, mostacilla, etc; para cubrir completamente la superficie del acetato, evitando que quede muy lleno o muy vacío. A continuación, se pega otro círculo de acetato transparente como próxima capa, tratando de que quede lo mejor sellado posible.
  • En el lado opuesto del tubo se debe colocar un círculo de cartón con la apertura, desde donde se verá el efecto del caleidoscopio.
  • También se puede decorar el tubo por fuera con papel de colores y patrones bonitos, para darle cierta personalidad al artefacto.
  • Una vez construido, sólo se debe ver el efecto a través de la apertura y girar el tubo para lograr diferentes combinaciones.

"Una vez construido, sólo se debe ver el efecto a través de la apertura y girar el tubo para lograr diferentes combinaciones."