Cómo hacer un cabecero con telas

Cabecero para cama con telas

Si buscas darle un toque decorativo especial a tu habitación, te proponemos una idea económica e ideal para ambientar todo el espacio en segundos: un cabecero montado a la pared, hecho con telas y un parante común.

Pasos para realizar un cabecero con telas

Para hacer este singular cabecero de telas para tu cama, puedes utilizar las telas de tu preferencia. Si tienes retazos de la ropa de cama, mucho mejor, pues harías un cabecero en compossé con el cobertor. Si no, otra opción es usar pañoletas y chalinas, retazos económicos con diversos estampados bien coloridos y contrastantes, y hasta viejos manteles que ya tengan sectores deteriorados.

Para el parante, usaremos un viejo barral de cortina, y hasta uno de cortina de baño. Sin embargo, también puedes solucionarlo montando dos asas de barral a la pared, en el acabado y estilo que prefieras, y atravesar cualquier elemento que sirva a modo de barral, como el palo de una escoba, una vara, o lo que quieras. El largo del parante debe ser igual al del colchón, para dar un aspecto prolijo.

Imagen 1.
Imagen 2.

Ya colocado el parante, llega la hora de colocar las telas para diseñar el cabecero. Éstas pueden ser cosidas unas con otras, en largas tiras, o bien pueden estar sueltas, un tanto encimadas. Para colocarlas, simplemente las colgamos del barral, para que ambos lados lleguen hasta el piso, o bien hacemos una especie de ruedo para colocar por dentro el barral. Ya que el mismo va a estar montado a no más de 5 centímetros de separación con la pared, no hay que preocuparse por el aspecto del dorso del trabajo.

Para hacer el cabecero con telas livianas, la mejor idea es colocar algún peso en el extremo inferior. Puedes procurar otro doblez e insertar algún peso, como otro barral, monedas, pequeñas piedras o lo que te sea de utilidad.

Este mismo trabajo podría ser realizado con telas acolchadas, o bien telas dobles con vellón o guata en medio. De esta forma, el cabecero decorativo tomaría también un aspecto funcional, permitiendo el apoyo de la espalda para poder leer o ver televisión en la cama, bien cómodos.

Con esta simple idea lucirás tu habitación de un modo atractivo y prolijo, aunque tu cama no cuente con cabecero. Asegúrate de que las telas elegidas tengan similares condiciones de lavado, para que al higienizarlas no haya que dividirlas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un cabecero con telas, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social