Cómo hacer un bol de papel

La s labores de reciclaje y reutilización son muy útiles para ayudar a nuestro planeta a recuperar el equilibrio, y también son actividades entretenidas que podemos poner en práctica en familia. Hoy aprenderemos la manera de hacer unos simpáticos bowls de papel, bien sencillos y en pocos pasos, para tu casa, para regalar o para adornar cualquier espacio.

Para hacer estos contenedores podemos usar papeles de todo tipo: papeles de regalo viejos, papel de diario, u hojas de revistas de muchos colores. Procuraremos, solamente, que las planchas de papel a usar tengan el mismo tamaño, para hacer tiras de igual espesor y ancho.

Suponiendo que utilicemos papel periódico, tomaremos varias hojas del mismo tamaño. Pondremos los rectángulos sobre la mesa de trabajo y comenzaremos a doblarlo sobre su eje desde una esquina, para facilitar la tarea. El ancho de las tiras será de acuerdo al elemento que queramos crear, y del tamaño del bol que deseemos lograr. Para fijar el extremo final de cada tira, y que quede así bien sujeta, podemos ayudarnos con un puntito de cola escolar, de cola vinílica o cualquier pegamento.

Una vez que tenemos todas las tiras, comenzaremos a crear el bol. Tomamos la primera tira y, desde uno de sus extremos, comenzamos a enrollarlas, haciendo un caracol bien firme, aunque no demasiado apretado. Cuando estemos cerca del extremo opuesto, añadimos la siguiente tira y la pegamos, procurando no encimar demasiado. Luego, seguimos enrollando hasta el final y seguimos asi con el resto de las tiras. El tamaño de este caracol será de acuerdo al tamaño que deseemos, teniendo en cuenta que el diámetro máximo determinará el diámetro de la boca superior del bol.

Cuando hayamos logrado el tamaño adecuado, fijamos el extremo final con pegamento y dejamos adherir. Es importante dejar el trabajo quieto por una hora, para que todos los puntos de pegamento sequen bien.

Luego, para dar la forma característica del bol, levantamos el trabajo tomándolo como si fuese un gran sandwich, y colocamos los dedos pulgares en el centro. Con ellos iremos haciendo presión para crear el interior del bowl, con cuidado y despacio para que las tiras vayan cediendo y separándose unas de otras. Cuando hayamos llegado a la forma y profundidad deseada, pintamos cuidadosamente con cola vinílica (también podemos aprovechar para darle el color deseado), dejando secar bien, o sino rociamos con barniz en aerosol o pintamos con barniz o laca, para proteger el trabajo y que no pierda su forma.

Esta es sin dudas una manera original de crear un bol para decorar y guardar diferentes objetos, y una manera útil de ayudar al medio ambiente reciclando los papeles que no usamos en casa.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un bol de papel, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social