Cómo hacer un blackout con paisaje urbano

Un blackout con luces de ciudad

Para hacer este blackout con un paisaje nocturno, puedes utilizar uno ya existente o realizar el propio, ya que se trata de piezas algo costosas en el mercado. Economiza costos consiguiendo un tubo plástico rígido, de unos 2 centímetros de diámetro y de unos 6 centímetros más que el ancho de la ventana a cubrir. Calculando un largo de unos 160 centímetros, consigue también un elástico resistente de 150 centímetros, dos fijaciones de pared, y luego el material de la cortina.

El trabajo se realizará en un plástico reforzado y de color oscuro. Puedes reutilizar una vieja cortina que se haya roto o afeado, mejorándola con esta idea, o bien adquirir un corte de igual o apenas superior tamaño que la ventana a cubrir. En las tiendas donde se realizan carpas de camiones puedes conseguir a muy buenos precios.

Imagen 1.
Imagen 2.

Si tu ventana mide 150 centímetros de ancho por 150 cm de alto, prepara una tela plástica reforzada de unos 165x165 cm, de modo de poder crear los rebordes y hacer los cortes necesarios.

Finalmente, necesitarás adhesivo o cemento de contacto de dos componentes, tijeras afiladas, cúter, lápiz o rotulador indeleble de un color adecuado, cinta adhesiva de alto contacto, una pieza de cinta decorativa y un gancho para asir a la pared abajo, y un tapacantos o pieza decorativa que te permita ocultar el sistema cuando esté abierto.

Preparando el blackout

Extiende el plástico sobre la mesa de trabajo, y dibuja los contornos de la ciudad que quieres imitar. Puedes utilizar un paisaje conocido, incluso el de tu misma zona, dejando sólo la marca de las ventanas de los edificios en perspectiva, y la luna en el cielo si así lo deseas. Cala las ventanitas con el cúter, y deja a la vista o cubre con una pieza de papel de seda blanco por el dorso.

Luego, corta prolijamente los laterales; para dar una mejor terminación, dobla hacia atrás y luego haz un reborde en el extremo inferior de la tela plástica, para dar más rigidez a la pieza. Puedes colocar una ballena plástica de refuerzo si prefieres. Pega al centro la tira decorativa para abrir, y amura a la pared el gancho de sujeción que mantendrá la cortina desplegada.

Armando el sistema

Presenta el tubo plástico por encima de la ventana, y marca los sitios donde se colocarán los ganchos a los lados. Dobla la tira de elástico por la mitad y anuda los extremos, formando ahora un círculo. Aplánalo e insértalo en el tubo, dejando un excedente de unos 5 centímetros hacia cada lado, estirándolo un poco. Adhiere el elástico al cartón, usando pegamento y también grampas. Deja secar a la perfección, y luego adhiere con prolijidad el extremo superior de la tela al tubo plástico.

Enrolla la cortina con prolijidad, y luego coloca la pieza en su sitio final, sujetando esta vez los elásticos a los ganchos de la pared. Al estirar la tela el elástico se enrollará y tensará, lo que permitirá mantener el blackout desplegado al asirlo desde abajo y, al soltarlo, que se enrolle automáticamente.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un blackout con paisaje urbano, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social