Cómo hacer un banquillo con un viejo cajón

Banquillo con un cajón

Esta es una idea original para complementar el mobiliario de tu hogar. Se trata de un objeto decorativo, que es también un objeto funcional, pues se trata de un cajón de guarda que también puedes usar a modo de banquillo, banco de arrime, apoya pies, o simple decoración.

Para hacer este cajón de guarda con asiento, vamos a poder dar un nuevo uso a esos viejos cajones que tenemos olvidados en el hogar. Ya sea que hayan sido parte de un viejo mueble o aparador, o que quizás alguien nos lo haya regalado, esperando que hiciéramos algo útil de él. También puede que uno de los cajones de tu mueble se haya deteriorado o roto, y que por algún motivo lo hayas guardado, esperando convertirlo luego en un objeto funcional. Pues esta es la oportunidad perfecta.

Pasos para realizar un banquillo con un viejo cajón

Acondicionar el cajón. El primer paso para hacer este banquillo con un viejo cajón, es acondicionar el mismo. Debes completar su estructura, asegurarla con listones de madera (se colocan en cada esquina, para que unan los laterales y le den firmeza a la pieza de un modo estético) y también asegurar bien el fondo. Ya que este cajón tendrá apoyo, el riesgo de que se desfonde se ve minimizado. Sin embargo, siempre es buena idea asegurar el fondo, quizás incluso colocando una plancha de madera por dentro o fuera, según la pieza lo permita.

Imagen 1.
Imagen 2.

Colocar la tapa. Ya listo el cajón, debemos colocar la tapa. Puedes hacer una tapa simple, o una tapa con bisagras. Cualquiera sea el caso, habrá que cortar la madera de la tapa. Debe ser resistente y firme, en especial si vas a usar este cajón como un asiento ocasional o auxiliar. La tapa debe reposar cómodamente sobre los laterales del cajón.

Forrar la tapa. Ya preparada la tapa, la forramos. Podemos usar cuero, cuero ecológico, cuerina, tela de tapizado, o el material que prefieras. Para hacerla más vistosa y confortable, coloca la tela boca abajo sobre la mesa, sobre ella una plancha de gomaespuma (del mismo tamaño que la tapa), y por encima la tapa. Con la ayuda de grampas, fija la tela en su lugar. Recuerda hacerlo de a puntos enfrentados, para asegurar buena tensión, como se muestra en la foto 1 (ver imágenes adjuntas).

Luego, puedes dar terminación, cubriendo prolijamente con la misma tela de tapicería o con otra.

Colocar las bisagras. Termina por colocar las bisagras en su sitio, para que la tapa posea buena movilidad, y luego pon las patas del cajón. Las patas pueden ser de cualquier estilo y altura, siempre que sean resistentes y que coincidan con la estructura del tamaño del cajón, sin que resulten demasiado notorias ni desproporcionadas.

Forrar el interior. Finalmente, acondiciona el interior del cajón forrándolo con fieltro o con papel de pared, para protegerlo, y ya podrás disfrutar de este banquillo hecho con un viejo cajón, un objeto bien original, atractivo, y personalizado.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un banquillo con un viejo cajón, te sugerimos que visites nuestra sección Muebles.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social