Cómo hacer un autoexamen de testículos

Autoexamen de testículos

La autoexploración o autoanálisis de nuestro cuerpo es el primer paso para la detección temprana de nódulos, quistes, y de temibles consecuencias, como cánceres.

En las mujeres, muchos se ha hablado sobre el autoexamen de mamas; sin embargo, muy pocos hombres saben cómo practicar una autoexploración de sus testículos.

El cáncer testicular, si bien es peligroso, posee altos índices de tratamiento y recuperación si se lo detecta a tiempo. Por ello, la exploración de los testículos es una actividad que todo hombre debiera realizar, a lo largo de su vida y desde temprana edad, con una frecuencia de una vez por mes. Además, se trata de una exploración sumamente sencilla, que no lleva más de dos minutos en su práctica.

Cuando realizar el autoexamen testicular

Ya que los hombres no atraviesan ciclos hormonales mensuales, el autoexamen testicular puede ser realizado en cualquier momento. Elige un día fijo de cada mes para su práctica, y hazlo luego de una tranquilizante ducha caliente, ya que en ese momento la piel del escroto estará más relajada, siendo así más sencilla la detección de nódulos o malformaciones de todo tipo.

Pasos para realizar el autoexamen de testículos

Para la exploración testicular debes analizar un testículo a la vez. Encuentra una posición cómoda, ya sea de pie, sentado o recostado. Sin demasiado esfuerzo, debes poder manipular tus testículos sin dificultades, y también deberías poder verlos. Por ello, la posición de sentado puede resultar más práctica.

Comienza por ver tus testículos en frente del espejo. Observa si notas alguna malformación visible. Analiza si ambos testículos poseen un tamaño similar, o si se observa inflamación o crecimiento en alguno de ellos, o en ambos. Pálpalos con tus palmas y dedos, analizando si notas que el testículo se nota más duro en algún sector o en general.

Luego, toma tu testículo derecho entre los dedos índice y pulgar de tu mano de habilidad (es decir: izquierda si eres zurdo, derecha si eres diestro). Retrae suavemente el testículo, como enrollándolo hacia dentro, e intenta palpar y/o visualizar malformaciones, durezas, texturas o algún bulto en el escroto. Analiza también la coloración de la piel, y verifica que no veas venas o capilares llamativos.

Recorre toda la superficie de tus dos testículos, analizando y buscando durezas o malformaciones. Analiza también la base superior del escroto, palpando hacia dentro, para verificar el estado de los conductos y del tejido interno de la zona.

Recuerda que el control periódico y la autoexploración son las bases de la detección temprana de muchos tipos de cánceres y enfermedades. Dedica unos minutos al mes para ti mismo, y analízate con regularidad.

Puedes ver una explicación de cómo hacer el autoexamen testicular en este video.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un autoexamen de testículos, te sugerimos que visites nuestra sección Enfermedades y prevención.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social