Cómo hacer un anotador para la cocina

Para que no se te olvide nada al momento de hacer las compras, o para dejarle mensajes al resto de la familia, nada mejor que un original anotador en la cocina hecho con tus propias manos.

Cómo hacer un anotador para la cocina

Cuando se trata de decorar el hogar a nuestro gusto, con originalidad y creatividad, prácticamente no hay límites. Todo depende del estilo que queramos lograr, y de la utilidad que le demos a materiales quizás poco convencionales en lo que respecta a las manualidades, para la creación de elementos únicos y personales.

Esta vez aprenderemos a realizar un llamativo anotador o cartel para la cocina, que podemos utilizar para dejar escritos, para colocar recetas, para determinar las compras del supermercado o lo que deseemos hacer con él. Para hacerlo, debemos comenzar por determinar su utilidad, a fin de elegir los materiales más apropiados.

Si queremos hacer un cartel para ir escribiendo la lista de compras, seleccionaremos como base un recorte de pizarra para escribir con fibras, o bien una pizarra convencional para escribir con tizas. También podemos elegir estos materiales si queremos usarlo para anotar la receta que vayamos a realizar en cada oportunidad.

Para hacer este anotador, también podemos seleccionar como base una plancha de cartón sobre la que vamos a adherir una plancha de corcho, para poder dejar pequeñas notas clavadas con alfileres y pinches, o sino facturas por pagar u otras anotaciones en papel. También podemos usar como base una plancha metálica fina, y sujetar estos papeles con imanes.

Ahora comienza la parte de la decoración. Para dar un aspecto inconfundible y bien especial para la cocina, usaremos fideos de letras. Con una bolsa de fideos de letras y números tendremos suficiente material para escribir el encabezado de nuestra pizarra o cartel, e incluso podremos escribir hasta una receta completa para dejarla siempre visible. Algo importante a saber es que estos fideos son pastas secas, por lo tanto, la humedad los deformará. Para evitar perder su estructura, pegaremos cada fideo a la base con pegamento universal, procurando no colocar demasiado material.

Luego, podemos darles color con un pincel apenas mojado en acrílicos o en esmaltes (el de uñas también servirá), o podemos pintar con pintura en aerosol, con mucho cuidado. Luego de dejar secar la pintura, si es que les damos algún color, debemos barnizarlos para protegerlos y evitar que la humedad y la suciedad los deformen. Utilizaremos barniz convencional o barniz de uñas incoloro, que secará muy rápido e impedirá que los fideos de letras tomen humedad.

'

Con esta sencilla técnica tendremos un anotador para la cocina funcional, decorativo, o ambas a la vez, bien especial y completamente personalizado a tu gusto.