Cómo hacer un almohadón con forma de maletín

Ho y te enseñamos a hacer almohadones bien creativos y entretenidos, para usar en tu comodidad y para decorar la cama, el sofá, o el rincón que quieras, elaborándolos en distintos tamaños. Haremos un almohadón en forma de maletín, a partir de una infinidad de telas y materiales, de acuerdo a tu disponibilidad o al presupuesto que tengas. Sin embargo, en lo preferente escoge materiales que resulten atractivos al tacto, y con aspecto lúdico y casi infantil, como telas afelpadas, mantas y demás, ya que las telas de punto o las telas de aspectos más lisos y sobrios podrían propiciar un aspecto más formal.

Además del material de base y del relleno, necesitaremos al menos un segundo material (o el mismo de base, pero en un color diferente) para dar las terminaciones y decoraciones adecuadas. Puedes darle la forma de una maleta de viaje, un maletín, un estuche para computadoras o del bolso que quieras.

Imagen 1.

Comienza por cortar en la tela de base dos piezas con la forma plana, por ejemplo, un rectángulo. Puedes darle profundidad con una tira de fuelle, o hacer la forma de un almohadón convencional.

Con el segundo material, crea las manijas o asas, los esquineros protectores, e incluso los carteles y etiquetas en caso de valijas de viaje. Usa tantos accesorios como creas necesarios para hacer de este almohadón una pieza que sea claro reflejo de un elemento funcional. Recuerda rellenar las piezas externas al cuerpo del almohadón (como las asas y manijas) para dar un aspecto más entretenido.

Finalmente, y antes de cerrar el almohadón por completo, rellena con vellón, guata, relleno de almohadones o con un almohadón del tamaño adecuado. Puedes hacerlo mediante una funda interna, para poder luego lavar este almohadón con facilidad, o crearlo en una pieza completa.

Si decides hacer la versión de la funda interna, recuerda crear el contenido en el mismo tamaño que la base, y coloca un cierre o un sistema de abertura en la base externa. Puedes aprovecharlo para simular el cierre mismo del bolso a imitar, dando un aspecto aún más real, o también utilizando abrojos y ganchos disimulados en la parte inferior del la pieza.

Es un regalo ideal para quienes suelen viajar mucho (si les damos forma de valija) o para los ocupados trabajadores (si les damos forma de estuche de computadora portátil o maletín), que resultará tan atractivo como funcional.

Gracias por leer Cómo hacer un almohadón con forma de maletín, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social