Cómo hacer un acondicionador casero

¿Por qué usar un acondicionador casero?

Pueden ser muchas las razones por las cuáles estás buscando una opción natural para lavar tu pelo. De seguro, una de ellas es porque no deseas seguir utilizando productos químicos con ingredientes imposibles de pronunciar. También puede ocurrir que ya has probado cientos de tratamientos y tu pelo sigue estando opaco y débil, o bien porque estás tratando de ahorrar dinero.

Por todo esto y mucho más, es que puedes aprovechar las bondades de dos elementos que sin dudas tienes en tu cocina, pero en lugar de usarlos para preparar la cena, te servirán para devolverle un poco de vida a tu pelo. Tanto el aceite de oliva como la mayonesa revitalizan el cabello, y hasta tienen mejores resultados que un tratamiento adquirido en cualquier tienda.

Receta para hacer un acondicionador casero

Los ingredientes para esta receta son 1/4 taza de mayonesa y una cucharada sopera de aceite de oliva, mientras que los materiales que necesitarás son simplemente un recipiente y un removedor, como una cuchara o batidora de mano.

Para preparar el acondicionador casero, coloca la mayonesa fría a temperatura ambiente o fría en un recipiente limpio y seco. Añade la cucharada de aceite de oliva virgen, y mezcla bien hasta que los dos ingredientes estén completamente integrados.

Cómo usar el acondicionador casero

Una vez que tengas a tu disposición el acondicionador casero, es momento de aplicarlo en tu cabello. Para ello, sigue los siguientes pasos:

  • Moja el pelo con agua tibia y escúrrelo para que no chorree.
  • Toma con tus dedos un poco de la mezcla de mayonesa y aceite, y aplica en el cuero cabelludo.
  • Masajea por algunos minutos, suave pero con firmeza, siempre usando la yema de los dedos.
  • Peina con un cepillo de cerdas anchas para que la mezcla se distribuya de manera uniforme por todo el largo.
  • Usa el resto de la preparación para cubrir todo el pelo (si tienes mucha cantidad o está muy largo, tal vez necesites proporciones más grandes)
  • Haz un "rodete" con el pelo y coloca una gorra de ducha y una toalla, la cual debe ser destinada a este fin porque se puede manchar.
  • Deja que el acondicionador casero actúe durante unos 30 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia en abundancia, en lo posible, que sea un poco más caliente que lo habitual para que el aceite se desprenda correctamente. Sólo usa agua, no shampoo ni otros acondicionadores.

Recomendaciones sobre el acondicionador casero

Puedes preparar tu propia mayonesa casera en lugar de usar la comprada. Para ello, mezcla un huevo con media taza de aceite de oliva, hasta que se forme una crema espesa.

Otra buena opción es añadir aceite de oliva tibio: caliéntalo en el microondas algunos segundos y espárcelo en el cuero cabelludo cuando todavía esté seco. Ten cuidado de no quemarte.

Este tratamiento es muy profundo, por lo que se recomienda que lo apliques sólo una vez a la semana.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un acondicionador casero, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidados del cabello.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 87% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social