Cómo hacer Sebo de Res

¿Qué es el Sebo de Res?

El sebo de res es un tipo de grasa saturada (saludable) que nutre tu organismo y facilita tus métodos de cocción, pues resiste a las altas temperaturas sin perder estabilidad ni sufrir alteraciones que las hagan insalubres.

A partir de mediados del siglo XX, esta grasa animal fue vilipendiada enormemente. Las industrias alimenticias notaron que el uso de los aceites vegetales hidrogenados, parcialmente hidrogenados y otros similares eran más económicos en su producción, y presentaban así mayores ganancias. Pero claro, fue al costo de nuestra salud.

Así, al mismo tiempo que la campaña contra las saludables grasas saturadas fue arraigándose en las mentes de los consumidores, las enfermedades del corazón, la diabetes y muchas otras condiciones de origen inflamatorio se multiplicaron a un ritmo vertiginoso.

El sebo de res es una grasa absolutamente saludable. Sólo debes tener una precaución al prepararlo: debe ser a partir de animales de pastura, es decir, no alimentados a grano en ningún momento de su vida.

Hacer sebo de res en casa. ingredientes para hacer sebo de res. Procedimiento para preparar sebo de res.

Foto: FotoosvanRobin - Via Flickr

Imagen 1. Aprovecha las grasas animales más nutritivas para cocinar saludable y con más sabor.

Las vacas de pastoreo o no hacinadas llevan una alimentación natural y compuesta, libre de granos llenos de ingredientes artificiales. Además, si son criadas con prácticas orgánicas no tienen el nefasto aporte de antibióticos y químicos, y con eso, resultan en lácteos, carnes y grasas más saludables y nutritivas.

Cómo prepararlo

Lo primero es elegir una grasa de la más alta calidad. Muchos carniceros las desechan sin más, y otros te la venderán por sólo monedas. Una vez más: asegúrate de conseguir grasa de res orgánica y de pastura, para tener todos los beneficios.

Elige las de color claro, parejo, y prepárala quitándole las cortezas duras, las partes grises o con color, venas, sangre, o cualquier tipo de imperfección. Luego pícala finamente, o enfríala en el congelador por algún tiempo y, cuando esté semi congelada, ponla en la procesadora para picarla en trozos pequeños. Obtendrás cubitos de una perfecta grasa blanca, sólida y de buen aroma.

Lo siguiente será fundir la grasa. Hazlo en una olla eléctrica de cocción lenta, caliente a 140°C y colocando allí las grasas por unos 20 a 30 minutos. También puedes ponerla en una olla convencional, agregando medio centímetro de agua en la base para evitar que se queme, y luego la grasa picada. Ponle la tapa y lleva a fuego bajo hasta que se funda a líquido, en un hervor suave. Cuando notes que hay vapor, abre levemente la tapa para permitir que escape y dejar el sebo limpio. Este procedimiento puede tomar una hora o más.

Cuando la grasa se haya derretido tomará algo de color, y notarás pequeñas piezas que no se han disuelto. Úsalas para hacer chicharrones, agregarlas a ensaladas una vez frías, o lo que quieras. Para ello, sepáralas del sebo filtrándolo con un colador o tamiz de malla metálica (cuidado ¡está caliente!), hacia un contenedor resistente al calor.

Tapa y deja enfriar a temperatura de ambiente, y luego conserva en el refrigerador para ir tomándola de a cucharadas para freír, saltear, engrasar parrillas, y también fundirla nuevamente para condimentar ensaladas. Preparar sebo de res será una nueva opción en tu cocina, ya que es nutritivo, saludable, y delicioso.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Sebo de Res, te sugerimos que visites nuestra sección Carnes Rojas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social