Cómo hacer Salsas Picantes Caseras

5 Recetas de Salsas Picantes Caseras

Un buen corte de carne, una ensalada y hasta un huevo cocido pueden ser platillos mucho más especiales cuando los acompañas con salsas picantes caseras, elaboradas a tu gusto para cada ocasión.

Contrariamente a lo que quizás piensas, hacer salsas picantes es muy fácil, y no necesitas ingredientes extravagantes: todo se basa en las combinaciones que hagas. Aquí te enseñamos 5 recetas que te recordarán a las comerciales más elegidas, ¡pero completamente libres de conservantes y otros ingredientes indeseados!

Salsas picantes con cocción

Para darle un toque especial a tus comidas, prueba con estas salsas picantes caseras con un golpe de cocción que las dejan completamente deliciosas:

1. Salsa casera estilo sriracha: Lava y quita los extremos de 3 pimientos rojos (habaneros, o los que quieras), ábrelos por la mitad, y quítales las semillas. Pica finamente o pon en la procesadora junto con 3 dientes de ajo pelados (puedes quitarles en centro).

Ingredientes para hacer salsas picantes en casa. Recetas caseras para hacer salsas picantes. Salsa de chile picante casera

© Depositphotos.com/digitalr

Imagen 1. La salsa de chiles dulces tiene una base incolora; para darle color, agrega 1/4 de cucharadita de paprika (pimentón) o ají en polvo

Vuelca en una cacerolita pequeña, agrega una cucharada de vinagre de manzanas (u otro más bien dulce) y el jugo de una lima, mezcla bien, y lleva al fuego bajo hasta que comience a hervir suavemente. Cocina en este hervor bajo por unos 5 a 7 minutos, revolviendo ocasionalmente, y luego deja enfriar. Conserva cubierto en la nevera por algunas horas antes de servir, para concentrar los sabores.

2. Salsa de chiles dulces: Para preparar esta delicia, pon en una olla 1/4 de taza de agua, 1/4 de taza de vinagre de arroz, 1/4 de taza de azúcar, y 1 cucharadita de chile molido (ají molido). Calienta a fuego bajo, revolviendo ocasionalmente, hasta que el azúcar se disuelva y la salsa comience a hervir no tan fuerte.

Deja hirviendo mientras pelas, quitar el centro y picas 1 a 2 dientes de ajo, y agrégalo a la preparación hirviendo. En un tazón pequeño pon 1 cucharada de fécula de maíz, y agrega 1 a 2 cucharadas del líquido caliente, sólo para disolverlo. Añade a la preparación anterior, revolviendo para que tome consistencia. Retira del fuego y deja enfriar por algunas horas, para disfrutarla sin límites.

Salsas picantes caseras sin cocción

Muchas salsas picantes simplemente combinan ingredientes frescos y secos junto con líquidos y pastas, para hacer sabores sensacionales y sin necesidad de encender el fuego. Para hacerlas necesitarás una tabla de picar y buenos cuchillos (de medialuna si lo tienes), aunque si las prefieres más cremosas también puedes usar una procesadora de alimentos. Sólo sigue estas recetas:

3. Salsa casera estilo Heinz: En un bol mezcla 1 lata (230 gr) de salsa de tomate natural, 1/4 de taza de azúcar moreno, 2 cucharadas de vinagre blanco, 2 cucharadas de chile en polvo (puedes usar ají molido, en polvo y sin semillas), 1/4 de cucharadita de ajo en polvo y 1 pizca de clavo en polvo. Mezcla suavemente hasta que los sólidos ya no se sientan, y deja reposar cubierto en la nevera por una hora o más para integrar y acentuar los sabores.

4. Salsa de chiles frescos: Una delicia apreciada por todos, y muy fácil de preparar. Sólo lava y quita los extremos de 3 chiles rojos (o habaneros, o los que quieras pero frescos). Ábrelos por la mitad y quítales las semillas; si prefieres una salsa bien picante, deja la mitad a todas las semillas de sólo uno de los chiles, pero no más que eso. Ahora, pícalos tanto como quieras, dejando trocitos o usando una procesadora para reducirlos a puré. Ponlos en un bol y cúbrelos por completo con aceite de oliva extra virgen (unos 100 a 150 cc, aproximadamente), y sal fina al gusto.

5. Salsa picante estilo tabasco: Para preparar esta delicia picante necesitas 4 chiles mexicanos secos. Quítales el extremo y las semillas, y ponlos en un bol. Cúbrelos con agua muy caliente para rehidratarlos, mientras pelas y le quitas el centro a 4 dientes de ajo. Escurre los chiles y ponlos en la procesadora (o en una licuadora) junto con los ajos, 1 a 2 cucharadas de sal fina, 1 taza de vinagre blanco, y 1 a 2 cucharadas de jerez (mejor si es añejado en roble, para darle ese sabor tradicional de esta salsa). Pulsa para darle la consistencia deseada, y ajusta los sabores (como la sal y el jerez) a tu gusto.

Con estas 5 recetas tus platillos tendrán un toque sensacional, y ahorraras una fortuna simplemente aprendiendo a preparar salsas picantes, libres de conservantes y químicos indeseados, y personalizadas a tu gusto.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Salsas Picantes Caseras, te sugerimos que visites nuestra sección Salsas – Cremas - Sopas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social