Cómo hacer Salsa de Mantequilla

Recetas de Salsa de Mantequilla Casera

De todas las sabrosuras que puedes preparar en tu cocina, la salsa de mantequilla se convertirá pronto en una de tus preferidas. Toma nota de este paso a paso y apunta las alternativas deliciosas que te proponemos aquí, para servir esta delicada salsa con tus carnes rojas y blancas, palomitas de maíz y con todo platillo que quieras acompañar.

No existe una única receta básica, sino tantas como cocineros que la preparan, pero quizás puedas partir con las dos siguientes:

Salsa de mantequilla blanca

Esta es conocida como la receta de Beurre Blanc, o salsa francesa. Para esta variante necesitarás ¼ de taza de vinagre blanco, ¼ de taza de vino blanco seco, 2 barras de mantequilla sin salar cortada en trozos pequeños, y sal y pimienta al gusto.

Receta básica de salsa de mantequilla. Salsa de mantequilla blanca. Salsa de mantequilla para pastas. Recetas caseras para hacer salsa de mantequilla

© Depositphotos.com/alisafarov

Imagen 1. Esta salsa casera será el complemento perfecto para tus langostas, cangrejos o cualquier plato de mariscos,

Coloca los líquidos en una ollita pequeña y lleva a un hervor suave, dejando reducir a la mitad de su volumen sin dejar hervir fuerte. Reduce el fuego al mínimo, y agrega la mantequilla en trozos, batiendo vigorosamente con un batidor de alambre e incorporándola en dos o tres tandas, para integrarla por completo.

Cuando logres la textura deseada, agrega sal y pimienta al gusto (añade alcaparras, cebollino picado u otros sabores en este punto) y sirve en una salsera previamente calentada en agua, inmediatamente (es bueno que sea una apta para el microondas, para volver a calentar a lo largo de la comida si fuera necesario).

Salsa casera tradicional

Si prefieres una salsa de base sin alcohol, coloca en una ollita 4 cucharadas generosas de mantequilla sin salar y derrítela a fuego bajo. Una vez bien líquida (aunque sin hervir, por precaución de no quemarla), agrega un diente de ajo picado, si la quieres picante, o directamente incorpora el jugo fresco de medio limón, batiendo vigorosamente con un batidor de mano.

Incorpora luego sal y pimienta al gusto, una pizca de mostaza de Dijón o de miel, según si la vas a servir sobre platos salados o dulces, o también sobre carnes agridulces.

Variantes de salsa de mantequilla según el platillo

Ambas recetas anteriores pueden ser ajustadas con miel, mostaza, más o menos picante, e incluso con un poco de crema de leche, para dar una textura más suave y conservar mejor cuando baje la temperatura de la salsa. Pero también lograrás sabores geniales preparando una salsa para mariscos con naranja, lima o limón, o hacer glaseados para pasteles. Prueba estas variantes:

Salsa de mantequilla de naranja

En una ollita, coloca el jugo y la ralladura de la piel de dos naranjas, agrega media taza de vino blanco y dos cucharaditas de cebollino blanco picado finamente. Cocina a fuego moderado-bajo en un hervor suave hasta que reduzca el volumen y tome una consistencia más espesa, como de sirope.

Incorpora en ese punto 2 barras de mantequilla sin salar, cortada en trozos pequeños y en dos a tres tandas, batiendo vigorosamente para incorporar. Corrige de sal y pimienta al gusto, y sirve tibia.

Salsa para pescados y mariscos

Coloca en una ollita a fuego medio, media taza de jugo de cangrejos, media de jerez seco, media de leche, una cucharadita de ajo picado, una de chalotes picados y una hoja de laurel. Mientras reduce, coloca en una sartén una cucharadita de mantequilla, fúndela y agrégale una cucharada de harina común, mezclando bien para lograr una consistencia cremosa.

Cuando la primera preparación reduzca a menos de la mitad de su volumen, agrega 2 barras de mantequilla sin salar cortada en trocitos, batiendo con energía, y luego incorpora a la preparación de harina lentamente, batiendo con batidor de mano. Corrige de sal, agrega pimienta al gusto, una o dos cucharadas de jugo de limón, ralladura de piel de limón, y sirve caliente.

Salsa para glaseado

Cubre tus pasteles con una deliciosa buttercream casera dulce, batiendo en la batidora 250 gramos de mantequilla sin salar a temperatura de ambiente, con 250 gramos de azúcar glass (impalpable, icing o de glaseado). Agrega una a cuatro cucharaditas de leche para corregir la fluidez de la crema, según el uso que le vayas a dar, y licua por no menos de 5 minutos a velocidad máxima. Puedes agregar colorantes de uso gastronómico o sabores como esencia de vainilla, extracto de naranja u otra.

Experimenta con estas recetas para hacer salsa de mantequilla casera original y adecuada al platillo que vayas a acompañar. Es deliciosa, fácil de hacer, y completamente versátil.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Salsa de Mantequilla, te sugerimos que visites nuestra sección Salsas – Cremas - Sopas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social