Cómo hacer Postres con Té

6 Recetas de Postres con Té

Conoce estos geniales postres con té para disfrutar de meriendas o cenas diferentes, con todas las bondades de la infusión más consumida en el mundo entero, y con toda la delicia de los bocaditos para luego de las comidas. Son recetas fáciles que seguro querrás probar hoy mismo. ¡Vamos a la cocina!

Recetas de helados con té

Las paletas heladas son una verdadera delicia para el verano, pero también nos encanta disfrutarlas en el invierno, de día, de noche, entre semana y en los fines de semana. Es que el helado no es nada menos que el postre favorito del mundo entero y, si lo combinamos con la bebida más consumida, el resultado no puede ser otra cosa que sensacional.

Preparación de postres con té. Cómo hacer recetas dulces con té. Recetas de postres caseros con té. Cómo preparar postres con infusiones

© Depositphotos.com/Odelinde

Imagen 1. Las paletas heladas de té serán una grata sorpresa para tus niños, y puedes prepararlas con su infusión y frutas favoritas.

Sigue estas instrucciones simples para hacer helados con té, que te encantarán:

Paletas de té helado: Esta es la receta más simple: prepara tu té favorito reposando hebras o bolsitas en agua caliente por 5 a 7 minutos. Retira el saquito, endulza a tu gusto con azúcar de caña o almíbar, y revuelve para integrar. Sirve en moldes para paletas heladas y lleva al congelador hasta que solidifiquen. Es una manera diferente de disfrutar de esta infusión popular.

Paleta de té y melocotón: Pela, deshuesa y corta 1 melocotón grande en trocitos. Divide en los moldes para paletas heladas. Prepara tu té favorito (el rojo queda delicioso), endulza a tu gusto, y deja entibiar unos 5 a 7 minutos. Sirve el té en los moldes para helado y deja enfriar lo suficiente como para poder llevar al congelador. Ya sólidos, desmolda y disfruta de estas paletas heladas deliciosas. Reemplaza el melocotón por otra fruta de tu gusto, o usa diferentes tipos de té.

Paletas de té y sandía: Calienta agua en una olla hasta que esté casi en su punto de hervor. Apaga el fuego, y vierte una cucharada de hebras de té (o una bolsita) por cada taza de agua que hayas puesto. Cubre, deja reposar por 10 minutos, y luego filtra. Agrega azúcar al gusto y media taza de jugo fresco de limón, y deja enfriar completamente. Aparte, pela y quita las semillas de un trozo de sandía por cada taza de té preparada. Presiónalo sobre un tamiz o colador firme, para crear un puré bien líquido. Agrégalo al té frío, revuelve bien, y vierte en moldes para paletas heladas. Acompaña con trocitos de sandía, si quieres, y congela hasta que estén sólidos.

Sorbete de té: Prepara tu té favorito, endulza al gusto, y pon en una bandeja para hielos para congelarlo (o aprovecha los restos del té y mantenlos congelados hasta hacer esta receta). Pon unos 6 a 8 cubos de té congelado en la licuadora, y agrega 2 tazas de helado de limón o de naranjas, ½ taza de fresas congeladas (opcional) y ½ a 1 taza de té frío, endulzado al gusto. Pulsa para integrar en un sorbete liviano, y sumamente delicioso.

Recetas de cupcakes con té

Si prefieres postres con té más consistentes, prueba con hacer sabrosos cupcakes:

Cupcakes con mantequilla de té: Pon 1 taza de mantequilla en una ollita, y calienta suavemente hasta derretir. Agrega ½ taza de hebras de té negro, y sigue “cocinando” a fuego bajo por 5 minutos, revolviendo. Retira luego del calor, deja reposar por 5 minutos, y filtra para descartar las hebras de té.
Mientras la mantequilla enfría nuevamente, precalienta el horno a 180°C y engrasa un molde para muffins. En la batidora, mezcla ½ taza de la mantequilla de té con 1 y ½ taza de azúcar hasta integrarlos, añade 2 huevos de a uno, y luego 1 y ½ tazas de harina común mezclada con 1 y ½ cucharadita de polvo de hornear, ½ cucharadita de bicarbonato de sodio, y una pizca de sal. Si fuera necesario, agrega agua para lograr una pasta algo espesa. Sirve completando la mitad de la capacidad de los moldes para cupcakes, y hornea por unos 20 minutos o hasta que cocinen bien. Glasea con una mezcla del resto de la mantequilla de té batida con azúcar en polvo, y el colorante vegetal que prefieras.

Cupcakes de té y moras: Precalienta el horno a 180°C, y prepara una bandeja para muffins. Mezcla en una taza 3 cucharadas de mermelada de moras con 2 cucharadas de moras frescas, ligeramente picadas; reserva. En la batidora, bate ½ taza de mantequilla a temperatura de ambiente con 1 taza de azúcar, hasta lograr una crema clara. Agrega 2 huevos de a uno, 2 cucharaditas de extracto de vainilla, e incorpora luego lentamente (de a poca cantidad) una mezcla de 1 y ½ tazas de harina común mezclada con 2 cucharaditas de polvo de hornear y ½ cucharadita de sal. Cuando se hayan integrado los sólidos, agrega la mezcla de moras y hasta ½ taza de leche, según la preparación lo necesite. Finalmente, añade ralladura de piel de limón, y vierte el preparado en los moldes para magdalenas. Hornea por unos 20 minutos, o hasta que los notes dorados y deliciosos. Glasea a tu gusto, y sirve con una cucharada de mermelada de moras por encima.

Prueba hoy mismo estas recetas de postres con té, y dale una sorpresa a tu paladar, ¡y al de toda tu familia!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Postres con Té, te sugerimos que visites nuestra sección Postres – Dulces - Helados.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social