Cómo hacer Postres con Sandía

5 Recetas de Postres con Sandía

Si quieres refrescarte este verano con algo saludable, nada como probar estos sabrosos postres con sandía. Esta pulposa fruta es uno de los más preciados recuerdos de infancia para la gran mayoría, y hoy será la protagonista de la cocina.

Aquí te presentamos 5 recetas muy fáciles de preparar, para dejarte seducir por esta delicia tan jugosa.

Postre helado con sandía

Hacer helado de sandía es mucho más simple de lo que imaginas. Sólo debes quitar la piel de una gran tajada de esta sabrosa fruta, y retirar todas las semillas. Machaca la pulpa usando un tenedor (la procesadora de mano también sirve) y lleva este jugo al congelador, en un contenedor plástico con tapa. Cada 30 minutos quita la tapa y revuelve, para ir rompiendo los cristales de hielo y evitar que l jugo se congele en un solo bloque. Retira del frío unos 30 a 45 minutos antes de servir, para que el helado de sandía tenga mejor textura.

Ideas para hacer postres con sandía. 5 recetas fáciles para hacer con sandía. Postres de sandía fáciles y rápidos

© Depositphotos.com/vanillaechoes

Imagen 1. Prueba mantener la temperatura los postres bebibles congelando trocitos de sandía, para usarlos como hielo.

Una manera original de servir el helado de sandía es congelándolo en pequeños potes de yogur, usando la misma técnica de revolver cada 30 minutos. Cuando haya tomado buena consistencia, pon un palito de madera para helados al centro de cada potecito, y deja que se termine de congelar allí (sin volver a revolver).

Antes de desmoldar y servir, pela un kiwi, corta rebanadas, e insértalas en el palito, sobre el helado de sandía. Recordará a la piel de la fruta, y dará un toque extra de color y textura.

Gelatina de sandía

Para hacer gelatinas de sandía, corta una bien grande por la mitad, a lo largo, y ahueca quitando toda la carne, de modo que las pieles pasen a ser dos grandes contenedores ovalados. Quita las semillas y pon la pulpa en la licuadora. Pulsa para reducir a un líquido, y filtra por un colador de malla media o fina, descartando todos los sólidos y obteniendo un rojo y cristalino zumo.

En un bol, mezcla un envase de gelatina sin sabor con uno de sandía, o cualquier otro de color rojo. Si tu fruta es bien perfumada, simplemente puedes usar dos envases sin sabor (necesitas que este postre de sandía resulte bien firme).

Agrega 4 tazas de agua hirviendo y revuelve hasta disolver las gelatinas, y después añade 2 tazas del jugo de sandía que obtuviste antes (si es sólo para adultos, puedes reemplazar una taza del jugo por una de vodka). Mezcla bien y vierte en los trozos grandes de la fruta que hacen de contenedor. Deja enfriar en la nevera y, ya lista, corta tajadas gruesas, dividiendo cada una en cuatro triángulos sensacionales de gelatina de sandía con su propia piel.

Postres con sandía bebibles

Algunos postres con sandía pueden servirse en copas, o hasta hacer un barril con grifo a partir de una fruta bien grande ahuecada, dándole más originalidad a tus encuentros con amigos. Una buena alternativa es un trago tradicional de Tonga, el Ótai, y se prepara licuando la carne de una sandía grande y filtrando el producto, para obtener unas 5 tazas de jugo límpido. Mézclalo con medio litro (unas 15 onzas) de leche de coco y el jugo de medio limón. Sirve decorando con coco rallado y rodajas de lima por encima.

Otra receta de postre con sandía bebible es llevar a la licuadora la carne de una fruta sin semillas, junto con hojas de menta frescas y agua tónica, agua carbonatada o la soda que prefieras. Mezcla para integrar, filtra, y sirve acompañado de unas hojas de menta frescas, con helado de menta, o del sabor que quieras.

Pastel congelado de sandía

¿Alguna vez probaste un delicioso pastel de sandía?. Esta delicia no requiere cocción, ¡sino frío!.

Necesitas una sandía sin semillas, y de tamaño mediano a pequeño. Corta ambos extremos, logrando una superficie de apoyo. Usando un cuchillo afilado, retira la piel, logrando un cilindro de la carne de la sandía, emparejándolo para que tome una forma prolija (puedes hacer un cubo o formas, si quieres). Seca con un paño de tela limpio, y lleva al congelador hasta que endurezca y ya no pierda líquidos.

Antes de servir, cubre con crema batida con azúcar, o crema de coco batida. Decora con frutos secos, y déjate maravillar por este sabroso postre con sandía.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Postres con Sandía, te sugerimos que visites nuestra sección Postres – Dulces - Helados.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social