Cómo hacer posafuentes de madera

Posafuentes o salvamanteles de madera

¿Quieres crear un elemento que te ayude a preservar la integridad de tu mesa por los peligros de fuentes calientes y húmedas, pero en una manera especial? Pues presta atención a este salvamanteles elaborado con una tabla de madera y topes especiales.

Materiales para hacer el posafuentes

Para crear este salvamanteles de madera necesitarás un trozo de madera. El MDF es un material ideal, pues es económico, liviano, y suficientemente resistente. También puede ser trabajado con facilidad, y admite virtualmente cualquier tratamiento de pintura y decoración.

También necesitarás cuatro topes para baldosas (baldas) o cuatro rodajas de corcho, o bien cuatro elementos de igual tamaño que desees usar como patas. Además, pegamento (el universal incoloro es ideal), y la cantidad necesaria de soportes para baldas para crear los topes. Dependiendo del estilo que quieras darle al salvamanteles, puedes usar simples tacos de madera texturados.

Imagen 1.

En cuanto a herramientas, necesitarás un taladro, brocas o mechas delgadas (del grosor de los soportes para baldas) y un martillo.

Cómo hacer el posafuentes de madera

Corta la tabla de MDF, de no más de 12 mm de espesor (para que sea liviana y práctica) en el tamaño deseado. Luego, define el diseño que seguirán los topes metálicos. Pueden estar alineados, o formando alguna figura geométrica, e incluso una palabra.

Un truco sencillo para lograr diseños prolijos es aprovechar un trozo de aglomerado pretaladrado. Colócalo sobre el corte de MDF y fíjalo con cinta adhesiva de bajo contacto. Coloca una broca del diámetro de los agujeros del aglomerado (o apenas inferior, pero del diámetro de los soportes para baldas metálicos) y practica las perforaciones directamente. También, claro, podrías marcarlos a lápiz, quitar el aglomerado, y taladrar luego, aunque la primera técnica es mucho más sencilla.

A continuación, pon un trozo de goma Eva o una toalla en la mesa de trabajo (esto es para minimizar los ruidos y los golpes dañinos) y coloca la tabla de MDF por el reverso. Clava, pega o atornilla las cuatro patas, voltea la tabla y coloca los soportes metálicos para baldosas, o bien los tacos de madera, dejándolos prolijos, a la misma altura, y bien fijos en su lugar (coloca cola en el caso de los tacos de madera). La altura de estos picos ha de ser no menor a 0,5 cm desde la base de la madera, de modo de poder preservar la madera del calor y dar un aspecto mucho más llamativo.

Decoración y acabado

Puedes dar a esta tabla el acabado decorativo que prefieras. Si utilizas soportes metálicos, practica las perforaciones y barniza o pinta la pieza ya perforada (recuerda barnizar luego de pintar, para protegerla de la humedad). Luego, coloca los pies de apoyo y los soportes, sin necesidad de proteger con barnices anexos.

En caso de colocar tacos de madera y no metálicos, perfora la madera, coloca los tacos con la ayuda de cola y un partillo, y luego pinta la pieza entera, a tu preferencia. Puedes utilizar pinceles de cerdas largas, facilitando la pintura entre los tacos, o bien usar pintura en aerosol. Luego, barniza con barniz en aerosol, y deja secar antes de usar.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer posafuentes de madera, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social