Cómo hacer Pinturas Caseras

Recetas para hacer Pinturas Caseras

Todos sabemos que para decorar un ambiente no hay nada más práctico que cambiar sus colores. Por eso, hoy queremos enseñarte a hacer pinturas caseras fácilmente y, como siempre: con una cuota de originalidad.

Estas recetas son geniales para divertirnos creando algo nuevo, y puede que te salven de una necesidad cuando tengas que pintar y las tiendas ya estén cerradas. ¡Toma nota y prueba estas maneras divertidas de crear en casa!

¿Por qué hacer pinturas caseras?

La respuesta es muy simple: las pinturas caseras son una actividad muy divertida para probar cosas nuevas. Pero, como vimos, también puede ser lo que te saque del apuro cuando necesites pintar algo y las tiendas ya hayan cerrado sus puertas (y peor aún, cuando es justo antes de un fin de semana).

Otra razón para crearlas es que estas recetas son responsables con el entorno, pues usamos materiales naturales y seguros que no afectan el medio ambiente. Si eres alérgico o sensible a los compuestos de las pinturas comerciales, estas opciones caseras serán justo lo que necesitabas para dar rienda suelta a tus proyectos sin sufrir en tu cuerpo.

Crea tus propias pinturas. Cómo hacer pintura de aceite casera. Cómo hacer pintura de cal casera. Pintura de leche casera

© Depositphotos.com/aruba2000

Imagen 1. La pintura de cal es una de las recetas más añosas. Con ella puedes decorar tus muros por muy poco dinero.

Cómo dar color a las pinturas caseras

En la mayoría de estas recetas puedes usar pigmentos vegetales, colorantes alimenticios, colorantes caseros, y en otras también usarás pigmentos minerales no tóxicos. Estos son extraídos de piedras y rocas de cantera que se secan y pulverizan, y los consigues en tiendas artísticas, de artículos para la construcción, y otras similares.

Dependiendo del trabajo que realices y si no tienes sensibilidad a ellos, agrega entonadores o tonalizadores comerciales para obtener  pinturas caseras del color que quieras.

4 recetas para hacer pinturas caseras

Sigue estas instrucciones para crear 4 alternativas de pinturas originales, y renueva tus ambientes muy fácil y por poco dinero:

1. Pintura de aceite

Esta pintura casera es genial para las superficies de madera, pues además de dar color, también hidrata las fibras. Como es de base oleosa no podrás aplicarla en superficies impermeables, ya que no la absorben (como el plástico y el metal), a menos que agregues algún aditivo o crees en las superficies un mordiente o textura adecuada.

Para prepararla, mezcla aceite de linaza con pigmentos vegetales o minerales no tóxicos. Otra opción es darle color agregando diferentes aceites al de linaza, y también productos como colorantes vegetales caseros, salsas líquidas y otros.

2. Cómo hacer pintura de cal

Esta es una de las pinturas caseras más usadas en nuestra historia cultural. Se trata de una mezcla simple de agua y cal para dar un color blanco prolijo a las superficies, pero también para desinfectarlas y ahuyentar numerosos insectos.

Prepárala mezclando 3 litros de cal hidratada, un kilogramo de sal gruesa, y cantidad suficiente de cola blanca o de engrudo casero, para que tome la consistencia deseada. Para elevar su adherencia, agrega unas cucharadas de leche en polvo. Puedes dar color con pigmentos minerales no tóxicos.

3. Pintura casera de leche

Esta pintura casera es ideal para pintar barro, arcilla, yeso, cemento y otras superficies con cierta porosidad, además de maderas, cartón, papel y otras.

Calienta en un cazo pequeño dos tazas de leche de vaca (la que prefieras), junto con una cucharadita de vinagre blanco, sin dejar que rompa el hervor, y por el tiempo suficiente para que la leche cuaje. Vuelca haciendo pasar por una tela de quesos o un lienzo, descartando el suero líquido (usándolo para otra cosa, mejor dicho), y recuperando los cuajos (sólidos). Deja reposar durante toda la noche.

Al día siguiente, mezcla 150 gramos de tiza molida con una taza de agua fría, e integra ambos compuestos muy bien. Dale color con pigmentos vegetales, colorantes caseros o pigmentos minerales no tóxicos.

4. Cómo hacer pintura casera de patatas

Esta pintura es sumamente económica, y puedes aplicarla a muros, yesos, cementos, concretos, maderas, papel, cartón y otros similares.

Para hacerla, pela y reduce a puré 150 gramos de patatas, y agrégales 1 y ½ tazas de agua hirviendo. Mezcla muy bien.

Aparte, mezcla 150 gramos de tiza molida (blanca o del color que quieras) con una taza de agua fría. Ahora, combina ambos compuestos, revuelve y deja asentar, revolviendo ocasionalmente hasta que enfríe por completo. Puedes colar o usar como está, si no hubiera restos de patata demasiado grandes. Dale color con pigmentos, tiza de color, colorantes vegetales u otros no tóxicos, a tu gusto.

Con estas 4 alternativas podrás crear tus propias pinturas en casa y divertirte decorando tus rincones, o haciendo creaciones de lo más diversas.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Pinturas Caseras, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social