Cómo hacer Pasteles Miniatura

Recetas de Pasteles Miniatura Rellenos

Queremos contarte el paso a paso para preparar pasteles miniatura deliciosos, a la vez que entretenidos. Puedes hacerlos a modo de paleta, con su palito, o servirlos como si fuesen galletas especiales, pero con el sabor tan particular de los pasteles.

Lee la receta por completo y elige las variaciones que desees hacer, prepara tus ingredientes y materiales, y ponte manos a la obra con estos divertidos pasteles miniatura rellenos que harán buenos souvenires, deliciosos obsequios, y un gran acompañamiento para la hora del café o para toda ocasión.

Ingredientes y materiales necesarios

Para la masa de una tanda de pasteles miniatura caseros (la cantidad dependerá del tamaño que prefieras hacer) necesitarás sólo cuatro ingredientes:

  • 1 y 1/4 taza de harina común
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/3 de taza de mantequilla sin sal
  • 1/4 de taza de agua muy fría

Puedes endulzar la masa con un poco de miel o azúcar al gusto, si el relleno así lo pide. Entre las opciones te recomendamos puré de manzanas, praliné de frutos secos, o quizás usar dulce de leche, jaleas de frutas, mermeladas caseras y hasta chocolate fundido en crema (con mantequilla).

Cómo preparar pasteles en miniatura de souvenir. Pasos para crear mini pasteles rellenos. Cómo hacer pasteles en miniatura caseros

© Depositphotos.com/dolphy_tv

Imagen 1. Tus niños adorarán estos pasteles miniatura rellenos, presentados como si fuesen paletas con confites de colores.

En cuanto a los materiales, necesitarás:

  • Un bol grande
  • Cortantes para galletas de la forma y tamaño que prefieras
  • El palote o palo de amasar
  • Una cuchara de madera o el cornete
  • Un tenedor
  • Una placa para hornear, plana y apenas engrasada

Si vas a hacer pasteles miniatura como si fueran paletas, necesitarás los palitos de helado de madera, brochetas para mini pasteles, o sino palos gruesos (como chopsticks - palitos chinos) para tartas algo más grandes, remojados en agua durante una hora y escurriéndolos a la perfección antes de hornear, para que no se quemen.

Preparación de los pasteles miniatura rellenos

En un bol grande, mezcla la harina y la sal. Agrega la mantequilla cortada en cubos pequeños, y frota para hacer una arena gruesa (usa la batidora o la máquina de amasar si lo deseas), sin derretir la mantequilla. Lleva a la nevera si fuera necesario. Ya listo, agrega el agua bien fría de a poco, mezclando con una cuchara de madera o un cornete plástico (nuevamente, para no aportar temperatura a la preparación) y termina de unificar amasando, hasta que logres un bollo de masa liso, parejo y elástico. Envuelve en plástico y refrigera antes de continuar.

Espolvorea la mesada con un poco de harina, toma una parte del bollo de masa y estíralo aproximadamente a 5 milímetros. Usando cortantes para galletas, corta dos “tapas” para cada uno de los pasteles miniatura. Puedes hacerlos en la forma y tamaño que prefieras, solo ve colocando los cortes en una placa en la nevera, volviendo a amasar e integrar los recortes para aprovecharlos al máximo. Recuerda hacer un número par de “tapas”, para que no sobre nada.

Cómo armar los pasteles miniatura rellenos

En este punto, precalienta el horno a temperatura moderada-alta, dependiendo del relleno y del tamaño. A continuación, trabaja sobre la mesada limpia o directamente sobre la placa engrasada. Coloca una tapita de masa, humecta los bordes con un pincel apenas húmedo en agua o clara de huevo batida, y coloca una pequeña porción del relleno que hayas elegido.

Si vas a ponerle el palito para hacer paletas, colócalo en este momento, asegurándote de que ya haya escurrido el agua restante. Pon otra tapa por encima, haciendo coincidir muy bien sus formas y, usando los dientes de un tenedor, presiona por todo el borde para darle un detalle decorativo y cerrar bien. Ten en cuenta que dependiendo del relleno, es posible que necesites hacerles una perforación para permitir que escape el vapor.

Lleva al horno precalentado por unos 15 minutos, o hasta que notes las masas doradas y secas, algo infladas. Retira y deja entibiar en la placa antes de desmoldar, para asegurarte de que no se rompan. Puedes glasear o bañar con chocolate cobertura fundido, o  pincelar con mantequilla derretida y decorar con granas de colores, como prefieras.

Si vas a envolver estos mini pasteles rellenos para entregar como souvenir, recuerda dejar enfriar perfectamente antes de poner  en una pequeña bolsa de papel celofán.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Pasteles Miniatura, te sugerimos que visites nuestra sección Panificados - Repostería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social