Cómo hacer Pastel Vasco

Receta para hacer Pastel Vasco

Pocas delicias podemos servir en nuestra mesa dulce como el pastel vasco. Tradicional, con el encanto de antaño y la versatilidad de los ingredientes actuales, podemos combinar sabores exóticos con este postre vasco-francés a base de harina, mantequilla y huevos.

Aprende a prepararlo y agrégalo a tu libro de recetas favoritas, para servirlo como postre en tus reuniones o para la mesa dulce de la tarde.

Origen y adaptaciones

Si bien el origen del pastel es en el País Vasco francés (Lapurdi), hoy podemos hallar variantes adaptadas a las más diversas regiones. En su versión original se prepara con crema pastelera, en algunos sitios se lo acompaña con frutas frescas y confitadas, mientras que la alternativa francesa prefiere rellenarlo con mermeladas y confituras más contundentes.

Cómo hacer pastel vasco en casa. Ingredientes para preparar pastel vasco. Receta original del pastel vasco

© Depositphotos.com/ldambies

Imagen 1. El sol lauburu es un símbolo muy arraigado a la cultura del País Vasco, razón de más para ser la imagen principal del pastel.

Hoy, los principales referentes de la pastelería lo suman a sus obras culinarias como una opción muy especial para la hora del postre, y con las más variadas alternativas de rellenos y acompañamientos. En las últimas décadas se popularizó enormemente, tanto que fue ingresado al currículo de estudios de las más prestigiosas casas de estudios culinarios del mundo entero.

Ingredientes 

Mide, pesa y prepara todos tus ingredientes, y déjalos que tomen temperatura de ambiente antes de comenzar a cocinar. Necesitarás lo siguiente:

  • 4 huevos enteros
  • 4 yemas
  • 530 gramos de harina común (500+30)
  • 1 sobre de levadura seca granulada
  • 300 gramos de mantequilla a temperatura de ambiente
  • 375 gramos de azúcar blanco (300+75)
  • 500 cm3 de leche
  • Mantequilla o rocío vegetal para engrasar
  • Azúcar glass para decorar, y una rama de canela.

Preparación del pastel vasco

Comienza por preparar una crema pastelera calentando la leche en una ollita y agregándole la rama de canela. Ya algo caliente, agrégale 30 gramos de harina tamizada y 75 gramos de azúcar, y revuelve hasta que notes que el azúcar se ha disuelto completamente. Luego, incorpora 3 yemas y 1 huevo entero, rompiéndolos previamente en una taza para evitar que las yemas se cocinen con su forma. Cocina a fuego bajo-moderado revolviendo, tanto tiempo como fuera necesario hasta que espese. Luego, cubre y reserva.

El siguiente paso para hacer pastel vasco es preparar la pasta quebrada. Coloca en un bol grande 3 huevos, una yema y 300 gramos de azúcar. Revuelve bien para incorporar y evitar que las yemas se cocinen por el azúcar. Luego, incorpora 300 gramos de mantequilla blanda y sigue batiendo. Lentamente, ve agregando 500 gr. de harina tamizada junto con el sobre de levadura, y bate hasta lograr una masa o bollo. Colócalo dentro de papel film de cocina (o una bolsa limpia) y llévalo al refrigerador hasta que enfríe y endurezca.

Alcanzada la textura necesaria, toma el bollo y divídelo en cuatro partes; utilizaremos dos ahora, y las otras dos podemos congelarlas para la siguiente ocasión, o duplicar las cantidades de crema pastelera para hacer dos tartas.

Estira un cuarto al tamaño adecuado para el molde que vayas a utilizar, haciéndolo sobrepasar en uno o dos centímetros la altura del mismo. Engrasa y enharina el molde, cúbrelo con la masa estirada, y rellena con la crema pastelera, llevando los bordes sobrantes hacia dentro y por encima el relleno. Luego, estira el otro cuarto de bollo de masa y coloca por encima, pincelando la masa con un huevo batido para facilitar la unión. Es tradicional utilizar los recortes de masa para hacer una figura solar (llamada lauburu) y colocarla por encima del postre.

Pincela todo con el huevo batido y lleva al horno ya precalentado a 200°C por 25 minutos, hasta que notes que empieza a dorarse. Retíralo y, algo más tibio, espolvoréalo con azúcar glass.

Deja enfriar por completo y corta rebanadas de este sabroso pastel vasco. Puedes jugar con los sabores del relleno, logrando cremas dulces que combinen a la perfección con la textura quebradiza y seca de la masa. Una buena idea es servir con frutas confitadas, almibaradas y hasta con una bola de helado de crema, esta vez ofreciendo el pastel vasco apenas tibio. ¡Delicioso!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Pastel Vasco, te sugerimos que visites nuestra sección Panificados - Repostería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social