Cómo hacer Omelettes Perfectos

Qué son los omelettes

El omelette es un preparado rápido, sencillo y muy adecuado para saciar el hambre matutino o vespertino por igual; conocidos en algunos países como "las omelettes o tortillas francesas". Se puede consumir como un desayuno completo, o como el primer plato de una cena sabrosa. Aunque su preparación es relativamente sencilla, hay algunos trucos que puedes aplicar para que tus omelettes sean, simplemente, perfectos.

Los omelettes son un plato elaborado a base de huevos batidos y agregados de lácteos, fiambres y vegetales crudos y cocidos. Hay quienes optan por incorporar leche a la preparación inicial, de modo de hacer rendir más los ingredientes. Sin embargo, el primer gran truco para una omelette perfecta es hacerla con sólo huevos enteros, sin leche.

Cómo preparar omelettes

Quizás la ventaja principal del omelette es su versatilidad. No sólo en su nivel de cocción (hay quienes las prefieren bien secas y hasta crocantes, y quienes las prefieren tiernas o babé), sino también en sus condimentos e ingredientes.

El preparado de base puede ser aderezado con finas hierbas, con especias, con quesos rallados o en hebras, y con infinidad de complementos.

Luego, los omelettes pueden ser rellenados con lo que se prefiera: fetas de quesos, fiambres y embutidos, vegetales salteados en juliana, o hasta con vegetales crudos y cremas espesas.

Temperatura de cocción

  • Uno de los secretos para un omelette perfecto es la temperatura de cocción. Utilizar una sartén o una olla antiadherente, o de teflón, de buena calidad y en perfecto estado, que no tenga más de 20 cm de diámetro, para que el omelette tenga buena altura.
  • Eligir una olla con doble o triple fondo, o de buen peso, pues esto permitirá una distribución más adecuada del calor. Mientras se calienta, con una cucharada de manteca, preparar la base del omelette.
  • Cascar dos huevos (enteros o sólo las claras de tres huevos, en reemplazo, para un menú más saludable) con una pizquita de sal, pimienta negra molida, una cucharadita de agua templada, y una cucharadita pequeña de aceite de oliva, o del que se prefiera.
  • Para un preparado más cremoso, agregar una cucharadita de crema de leche. Integrar bien sin batir (ya que se produciría espuma, que se quema en la cocción).

Colar el preparado

  • El segundo secreto para un buen omelette es colar este batido, para eliminar grumos o "hebras" de la clara de los huevos, entre otros. Pasar el batido por un colador fino hacia un recipiente, y de este recipiente directamente a la sartén ya caliente. Con una espátula de madera o de teflón, remover el preparado para que el huevo cuaje correctamente.
  • Cuando comience a coagular, dejar de remover para que el omelette se arme parejo, sin grumos, como un huevo estrellado.
  • Mientras coagula el huevo, agregar el relleno que prefieras. Pueden ser vegetales crudos o cocidos, fetas de queso, de jamón, de tocineta, pechugas, o el relleno que prefieras.
  • Cuando ya esté cocido, es el momento de enrollar el omelette. Tomar la espátula y deslizarla por uno de los costados, empujándolo hacia el centro. Hacer lo mismo del lado contrario, o bien llevar el centro hacia el costado, para terminar de cerrar este omelette.
  • El calor de la cocción, luego, se encargará de sellarlo y de cocinar su relleno.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Video sugerido

Cómo hacer un omelette. También conocido como tortilla francesa, el omelet es un plato apto para el desayuno, almuerzo o cena, que permite varios tipos de rellenos.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Omelettes Perfectos, te sugerimos que visites nuestra sección Huevos - Tortillas - Tartas.

Esta nota te fue útil?
91 valoraciones.
El 91% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social