Nachos mexicanos caseros

Los nachos mexicanos son ideales para un copetín, para un tentempié antes de comer, o para acompañar rondas de bebidas. Podemos comerlos con un sinfín de diversas salsas y acompañamientos, o también con verduras salteadas. Su preparación es sumamente sencilla, y además, nos permite saborizarlos o darles un toque personalizado para agasajar a nuestros amigos y familiares.

Nachos saborizados

Se pueden preparar nachos saborizados listos para consumir de muchas maneras y variantes. Por ejemplo, podemos hornearlos con tiras de quesos bien sabrosos, y también algunas tiras finas de jamón, para unos nachos de queso. También hornearlos con cremas de ajíes u otras salsas para cocción, de modo tal que los comensales puedan consumirlos directamente del horno, con un aderezo agregado.

Nachos de queso

Los nachos de queso tradicionales de la gastronomía mexicana se preparan llevando los cortes de tortillas a una fuente de barro, y se los cubre con tiras de queso cheddar. Se aderezan con salsa agria y tiras finas o cubitos de chile picado (puede ser ají, jalapeños, chiles picantes, rojos o verdes, u otro, incluso pimientos rojos, verdes y amarillos).

Se llevan al horno fuerte hasta que se doren bien y se gratine el queso. Este plato puede ser consumido caliente, tibio o frío, acompañados de cerveza fría, tequila u otra bebida refrescante.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer nachos mexicanos, te sugerimos que visites nuestra sección Hogar.

Esta nota te fue útil?

35 valoraciones. El 71% dice que es útil.