Cómo hacer Mosaiquismo

Técnica Simple para Hacer Mosaiquismo

El mosaiquismo es una técnica sensacional para decorar casi cualquier superficie. Y ya no lo reservamos para casas propias, sino que también podemos echar mano a técnicas simples que te ayudarán a hacer mosaiquismo en tu piso de alquiler fácil y sin dañar las estructuras. Prepara tus materiales y ponte manos a la obra con estas propuestas geniales.

¿Por qué hacer mosaiquismo?

Porque es una técnica fácil, muy personal y entretenida, que puedes aplicar en superficies de lo más diversas. Casi como haciendo un rompecabezas, irás adhiriendo pequeños bloques (cuadrados, en formas irregulares, como quieras) sobre una superficie, logrando así diseños llamativos y una textura muy especial para cualquier ambiente de tu residencia, sea rentada o propia, que podrás retirar cuando quieras sin romper yesos o muros.

Mosaiquismo para lugares rentados. Cómo hacer piezas de mosaiquismo moviles. tecnica de mosaiquismo para aplicar en varias superficies
Imagen 1. Bandejas, marcos, muros, y hasta elementos voluminosos son superficies aptas para hacer mosaiquismo en casa.

Esta técnica de mosaiquismo puede ser lo que buscas para complementar la decoración de cualquier ambiente, ya sea en muros, marcos de espejos, aberturas, mesadas, pisos o cualquier parte de tu hogar que necesite un pequeño detalle de color y de diversión.

Los materiales utilizados son económicos, seguros de trabajar y fáciles de conseguir. Sólo necesitarás las piezas decorativas, pegamento (pastina de relleno, adhesivo de cerámicos o hasta cola blanca común), una superficie de apoyo que colocarás en la estructura, y unos tornillos para montar con seguridad. ¡Podrás hacerlo sin cambiar la estructura de tu departamento!

Propuestas para la base

Una manera muy simple de crear la base de apoyo es sobre cartón gris, que es resistente, rígido y económico. También sobre placas de yeso compacto, planchas de corcho y hasta con recortes de papel de pared que hayan sobrado, aprovechando su resistencia y la practicidad a la hora de colocarlas en el muro. Otra idea es sobre placas de madera liviana, cortada a la medida de la superficie.

Sea la superficie que elijas, sobre ella crearemos el diseño, adhiriéndolo y protegiéndolo, para luego fijar la pieza de mosaiquismo completa a la pared o al sitio de exhibición, amurándolo con tornillos en las esquinas, sin crear más que cuatro perforaciones pequeñas y sin modificar la estructura, de modo de poder quitarlo fácilmente cuando lo desees.

5 ideas para hacer mosaiquismo

1. Para hacer los mosaicos puedes cortar piezas de cartón gris pintada con acuarelas, acrílicos y barnices, dándoles el brillo y la textura que tu proyecto requiera

2. Crea pequeños bloques con resina y catalizador al 3%, usando moldes de bloques especiales para resina o también para bombones, que resisten bien el calor

3. Si te sientes creativo, haz los cerámicos con la técnica de vitrofusión, creando piezas muy fácilmente a partir de recortes de vidrios y minerales de color, con un horno especial que puedes rentar por horas

4. Otra idea es crear las piezas de mosaiquismo a partir de masas especiales, como las de sal, de arena, epoxi u otras simples de modelar

5. Crea tus mosaicos flexibles y muy especiales trabajando con silicona caliente: haces una plancha y agregas los elementos, brillos y lo que quieras cuando la silicona esté aún caliente, después aplanas con una espátula, y cortas con tijeras de buen filo para hacer mosaicos caseros del tamaño y forma que prefieras.

Ahora ya sabes cómo aplicar la técnica de mosaiquismo en diversas superficies, para instalar en muros y quitar cuando lo desees. ¡sólo resta que eches a volar tu imaginación para hacer novedosos diseños!

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Mosaiquismo, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social