Cómo hacer Miso Casero

Receta de Miso Casero

Por ser un infaltable en la cocina asiática y estar presente en numerosos platillos de cocina fusión en el mundo entero, el hacer miso casero es una de las recetas que debes incorporar. Con este paso a paso simple verás que es fácil y seguro, y ampliará tus horizontes culinarios. ¡Manos a la obra!

Ingredientes

- 400 gramos (unas 2 tazas) de granos de soya remojados previamente en agua por 3 a 5 horas
- 600 cm3 (aproximadamente 2 y 1/2 tazas) de agua
- 300 gramos (1 y 1/2 tazas) de arroz koji
- 150 gramos (unas 8 cucharadas) de sal marina, si la consigues

Nota: El arroz koji es un tipo especial de arroz fermentado, y no puedes reemplazarlo por otro tipo. Puedes evitar los granos de soya y utilizar en su lugar garbanzos, cebada o arroz integral, si quieres.

Cómo preparar miso casero. Receta tradicional del miso. Cómo hacer miso casero fácil y económico

© Depositphotos.com/brookefuller

Imagen 1. El miso es un ingrediente infaltable en las sopas y platillos tradicionales de Asia.

En cuanto a los materiales, necesitarás cucharas y tazas medidoras para calcular bien los ingredientes, un colador, una cuchara de madera, una batidora de inmersión (procesadora manual, mixer), un contenedor para almacenamiento, papel film de cocina y una olla a presión, de cocción lenta o una con buena tapa.

Preparación del miso casero

Comienza a preparar el miso remojando los granos de soya en agua durante 3 a 5 horas (el doble de altura de agua que de granos o porotos de soya). Notarás que los granos duplican su tamaño. Ya listos, escúrrelos usando el colador o un tamiz, y vuélcalos en una olla a presión. Agrega el agua de la lista de ingredientes y cocina a fuego moderado-bajo por unos 40 minutos, hasta que los notes tiernos. Si no tienes olla a presión o de cocción lenta, usa una de fondo grueso y tapa de buen cierre, colocando algo de peso por encima si fuera necesario.

Pasado el tiempo de cocción y con los granos ya bien blandos, escúrrelos para quitar el agua y redúcelos a la consistencia de un puré, usando la licuadora de inmersión (u otro elemento, el que te resulte más conveniente). Al estar calientes, verás que se reducen a una pasta rápidamente y sin la necesidad de agregar líquido. Luego, deja entibiar.

Ya tibio, agrega los granos de arroz koji, previamente remojados en agua por 1 hora y bien escurridos. Mezcla una taza de agua con la sal marina y vierte 3/4 en la olla, reservando el resto para poder agregarlo sólo si fuera necesario. Mezcla muy bien con la cuchara de madera o con las manos para unificar en una textura suave y pareja.

Fermento y conservación

El miso ya está listo para fermentar, proceso indispensable para lograr su sabor y gran poder nutricional. Coloca la pasta en un contenedor cerámico donde quepa muy bien y no reciba aire, cubriendo con sal (o agua muy salada) para protegerlo del aire y con papel film de cocina, para poder envolverlo y evitar que quede expuesto a burbujas de aire. Coloca algún elemento pesado por encima, como una tabla de madera del tamaño del contenedor, y deja ventilar a temperatura de ambiente para que comience a fermentar.

Asegúrate de conservar el miso fermentando en un sitio ventilado y de temperatura constante, cálida pero no calurosa. De 6 a 12 meses la fermentación estará completa, y notarás que un líquido se ha desprendido del miso, llamado tamari (puedes extraer más presionando el contenido). Una vez abierto el envoltorio, puedes volver a envolver en porciones pequeñas, pero se debe consumir en poco tiempo.

Con esta receta de miso casero podrás preparar este platillo exquisito, ideal para experimentar las delicias de Oriente en casa.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Miso Casero, te sugerimos que visites nuestra sección Gastronomía.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social