4 Mascarillas Caseras para tratar la Piel Grasa

4 mascarillas para tratar la piel grasa

Los expertos coinciden en que la piel grasa es muy antiestética y que debe tratarse regularmente. Es que presenta brillos en diferentes áreas (sobre todo la nariz y la frente), acné, puntos negros, etc.

Si tienes este tipo de piel no debes desanimarte, porque existen muy buenos tratamientos caseros para que reduzca esa apariencia aceitosa. Aprende cómo hacer mascarillas para piel grasa.

Mascarilla de avena y soja

La primera receta que veremos es a base de avena y soja. Estos dos cereales son muy buenos para tratar la piel grasa, porque controla los brillos en el cutis. Para prepararla necesitarás aceite de soja, harina de avena y agua.

Vierte en un recipiente una taza de harina y luego añade tres cucharadas de aceite. Mezcla hasta formar una pasta, y agrega un poco de agua hasta que la preparación sea uniforme. Coloca sobre la piel con el rostro bien limpio. Deja actuar unos 15 minutos y limpia con agua tibia.

Mascarilla para piel grasa de pepino y limón

La segunda opción es a base de pepino y limón. Estos dos ingredientes combinados son muy eficaces para combatir la grasa de la piel en el rostro. Además, limpian impurezas, reducen la producción de grasa y quitan el brillo. Para preparar esta mascarilla necesitas:

- 1/2 pepino
- Zumo de un limón
- 1 clara de huevo

Pela el pepino y colócalo en el vaso de la batidora. Vierte la clara del huevo y luego el zumo de limón recién exprimido. Bate bien hasta que todos los ingredientes estén mezclados y tengas una pasta uniforme y homogénea. Aplica la mascarilla en el rostro, deja unos 20 minutos y retira con agua tibia.

Mascarilla de yogur y kiwi

La tercera alternativa es una mascarilla casera de yogur y kiwi. Es que la fruta es muy buena para tratar la piel grasa debido a sus propiedades astringentes (sirve para controlar el exceso de producción de grasitud) y a la vez, elimina las impurezas. Es muy simple de realizar, sólo precisas un kiwi y dos cucharadas de yogur natural.

Pela el kiwi y córtalo en trozos. Colócalo en el vaso de la batidora, añade el yogur y bate bien hasta que la pasta resultante sea compacta y homogénea. Aplica en la piel después de bañarte con movimientos suaves. Deja que actúe 15 minutos. Retira con abundante agua y luego coloca una crema hidratante para piel seca, si deseas resultados más inmediatos.

Mascarilla casera de tomate

Por último, puedes hacer una mascarilla para piel grasa muy eficaz de tomate. Es que es abundante en vitaminas A y C, un perfecto antioxidante que ofrece muchos beneficios a la piel y reduce el aspecto grasoso del rostro. Los ingredientes para este tratamiento casero son:

- 1 tomate maduro
- El zumo de un limón
- Una cucharada de avena

Coloca todos los ingredientes en el vaso de la batidora y mezcla hasta que se forme una pasta homogénea. Aplica sobre tu piel, espera unos 15 minutos y luego retira con abundante agua tibia. La piel quedará más suave pero no reseca.

No dudes en poner en práctica estas mascarillas caseras. Aprovecha el fin de semana y ten cuidado con las que llevan limón. Si las usas, no salgas a la calle porque te puedes manchar la piel con el sol, ya que sigue actuando en el rostro aunque lo hayas enjuagado.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer mascarillas para piel grasa en tu propia casa, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
15 valoraciones.
El 87% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social