Cómo hacer Mantecados

Cómo hacer Mantecados Caseros

¿Estás buscando una receta para hacer mantecados livianos, sabrosos y saludables?. Pues has llegado al lugar correcto. Aquí te contaremos un poco sobre la historia de este dulce tan tradicional para las Navidades que, siguiendo estas instrucciones, querrás disfrutar todo el año. ¡Vamos a cocinar!

Breve historia del mantecado

Los mantecados son dulces similares a bollos elaborados con una masa quebradiza aunque liviana, que suelen disfrutarse en la época de las Navidades desde hace más de cien años atrás. De hecho, su historia se remonta al siglo XVI, iniciándose en España y pronto trasladados, reproducidos y modificados en las cocinas de Oriente Medio, del resto de Europa y todo Asia.

Prepara tus propios mantecados caseros. Cómo hacer mantecados fácil y rápido. Pasos para la elaboración de mantecados en casa

© Depositphotos.com/bykofoto

Imagen 1. Usa la manteca de cerdo con mucha moderación, y resérvala para hacer mantecados u otras delicias sólo en ocasiones especiales.

Pero se ha demostrado que el inicio de estas delicias es español, más específicamente de la zona de Andalucía. No sólo eso, sino que tuvo un verdadero renacer en una actualización de su receta tradicional en 1870, de la mano de Doña Micaela Ruiz Téllez, mejor conocida como "La Colchona". Con sus invenciones y aportes se pudo hacer que los mantecados tuvieran mejor resistencia a los viajes de traslado, resecándolos para que puedan llegar a comunidades lejanas en una empresa impensada para la época.

Hoy, España sigue siendo el alma de los mantecados, con calles, comunidades y hasta museos en su honor. La región de Estepa es la que mejor honra a estas delicias, con calles que hasta mencionan a sus ingredientes principales.

En estos tiempos, los mantecados se han adaptado a todos los mercados, con ingredientes especiales que modifican su sabor particular, con glaseados de colores, y hasta con ingredientes libres de gluten, bajos en grasas y azúcares, satisfaciendo así a personas con enfermedades que restringen su alimentación o que están cuidando de la figura.

Ingredientes para hacer mantecados caseros

Los mantecados tradicionales tienen una lista de ingredientes bien definida. Se requiere de harina (originalmente se usa una rica en almidón y con gluten, pero se puede adaptar según las necesidades de los consumidores), mantequilla de cerdo (manteca de cerdo, lard), azúcar blanco común (aunque originalmente se utilizaba sacarosa pura), almendras y canela.

Según las adaptaciones, también se puede reemplazar la harina por harina de almendras directamente, y sus agregados más convencionales incluyen el sésamo, coco, chocolate, limón, avellanas, anís y algunos más.

Preparación de los mantecados

Mide y deja que tomen temperatura de ambiente todos los ingredientes antes de comenzar.

En el bol de la batidora de pie, coloca 400 gramos de mantequilla de cerdo junto con 100 ml de jerez seco (u otro vino seco) y 100ml de jugo fresco de naranja. Integra muy bien y agrega 680 gramos de harina y 10 gramos de levadura seca (o de impulsor químico), tamizados para evitar grumos. Integra muy bien antes de proseguir.

Una vez que se logre una masa que se pueda trabajar, envuelve en papel film y lleva a la nevera por varias horas, toda la noche si puedes, para integrar los sabores y estabilizar la masa.

Al día siguiente, espolvorea la mesada con harina de almendras, harina común o azúcar glass, y estira la masa con un palote hasta que tenga 1 cm de espesor, aproximadamente. Corta los mantecados (tradicionalmente se usa un cortante circular) y coloca sobre una placa para horno, antiadherente o rociada con mantequilla o aceite en aerosol.

Lleva al refrigerador mientras precalientas el horno a 210°C durante unos 15 minutos. Cuando tome temperatura, hornea tus mantecados caseros por 15 a 20 minutos hasta que los notes infladitos y apenas dorados. Retira la placa del horno y, usando una espátula plana, ponlos sobre una rejilla para dejar enfriar por completo. Una vez fríos, espolvoréalos con azúcar glass (impalpable) y convida a tus invitados para darse un gusto casero y sensacional.

Nota de precaución al hacer mantecados

De acuerdo a la Asociación Americana del Corazón (AHA) y respaldado por la Asociación Go Red For Women, la mantequilla de cerdo (“lard”, en inglés) es un tipo de grasa saturada que se ha relacionado al aumento del nivel de colesterol LDL en sangre, y también a la obesidad. Debes consumirla con moderación, disfrutando de una o dos unidades por porción y no más, para cuidar de la figura como también de la salud.

Recuerda hacer mantecados con ingredientes de primera calidad, y conservarlos adecuadamente antes de su consumo, para un máximo disfrute y toda la seguridad.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Mantecados, te sugerimos que visites nuestra sección Postres – Dulces - Helados.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social