Cómo hacer leche frita

La leche frita no debe tomarse en su sentido literal, aunque esta repostería este preparada con leche y luego sea freída. Veamos cuál es el resultado de esta original receta.

Cómo hacer leche frita

Receta de leche frita

En esta nota vamos a aprender a preparar un fantástico postre o repostería conocida como leche frita. El plato tarda aproximadamente una media hora en prepararse, pero el resultado sin duda sorprenderá a nuestros familiares y amigos.

Ingredientes para hacer leche frita

Para preparar leche frita para cuatro personas, los ingredientes que vamos a necesitar son los siguientes:

- Leche: 1/2 litro
- Azúcar: 90 gramos
- Harina de trigo: 2 cucharadas
- Harina de maíz: 1 cucharada
- Huevos: 2 unidades
- Canela: Media ramita
- Corteza de limón: Dos cortezas
- Harina y huevo para rebozar
- Aceite
- Azúcar con canela en polvo

Cómo hacer leche frita
Cómo hacer leche frita

"Con estos ingredientes podrás preparar leche frita para cuatro personas."

Cómo preparar leche frita

Para comenzar con la elaboración de la leche frita tenemos que tomar un bol y mezclar la harina y parte de la leche. Es muy importante que no queden grumos. Un truco puede ser añadir la harina, verter un poquito de leche y empezar a remover. Conforme se vaya haciendo la pasta, vamos añadiendo un poco más de leche. De esta forma siempre suele quedar perfecto. Luego, añadimos los 2 huevos y seguimos mezclando.

Mientras, ponemos a calentar el resto de la leche con la ramita de canela y una de las cortezas de limón hasta que hierva.

Una vez que esté hecha la mezcla y calentada el resto de la leche, lo mezclamos todo y dejamos que siga a fuego suave durante unos 6 o 7 minutos, hasta que se espese completamente pero sin parar de remover, ya que de lo contrario se acabará pegando y se quemará.
Dejamos que la crema enfríe extendiéndola completamente en una fuente y quitando la canela y la corteza de limón.

"Sirve la leche frita espolvoreándola con una mezcla de azúcar y canela en polvo."

Ahora, vamos cortando la masa en varios cuadrados y los pasamos por harina y huevo, para luego freírlos en una sartén con aceite bien caliente, donde habremos introducido la segunda corteza de limón.

Por último, no tenemos más que servir la leche frita, espolvoreándola con una mezcla de azúcar y canela en polvo.
Dejamos que se enfríen todos los rollitos a temperatura ambiente y ya podremos disfrutar de este original plato.