Cómo hacer Leche de Coco

Este producto pareciera ser la última tendencia en alimentos saludables. ¿Quieres saber por qué y cómo aprovecharla? Entra aquí y descúbrelo.

Cómo hacer Leche de Coco

Beneficios de la Leche de Coco

Hacer leche de coco parece ser la tendencia actual en alimentación saludable, y es un ingrediente infaltable en las dietas de mayor auge del momento, como la vegana, la vegetariana, la Paleo y muchas más. Y no es una cuestión de moda: la leche pura y orgánica de coco, no procesada ni pasteurizada, ciertamente es una bomba nutricional que tiene sólo beneficios para darle a tu cuerpo.

Cómo preparar leche de coco en casa. Beneficios de la leche de coco. Receta para hacer leche de coco casera
Esta leche tiene sólo beneficios para tu cuerpo. Procura hacerla o comprarla “orgánica”, y “no pasteurizada”.

© Depositphotos.com/nata_vkusidey

En general, los cocos son un alimento extremadamente denso en nutrientes, además de ser sabrosos. Su composición es tan afín a nuestro organismo que el agua que contiene en su interior ha sido usada como sustituto para el plasma de la sangre, a modo de suero, en conflictos bélicos y en situaciones de emergencia.

Uno de los grandes aportes del coco para nuestra salud está en su alto contenido de grasas saturadas (cerca del 92% de su composición) y triglicéridos de cadena mediana, o MCTS. Aunque ambas palabras causan temor en quienes quieren cuidar la salud y la figura, lo cierto es que este tipo particular de grasas y de triglicéridos no sólo son beneficiosos para nuestra salud, sino que además son esenciales para el funcionamiento de la quema de grasas en nuestro organismo. Además, la velocidad con la que se metabolizan los convierte en una fuente rápida de energías.

Cómo preparar leche de coco casera

Aunque muchos confunden los términos, no es lo mismo que el “agua de coco”, que es el líquido que el fruto tiene en su interior en su estado fresco y natural. Por su parte, la “leche de coco” es un compuesto que se elabora licuando la carne y el agua de este fruto. Una vez que se obtiene una textura uniforme, el producto se cuela por un tamiz envuelto en una muselina, y se conserva sólo el líquido (aunque los sólidos también se pueden consumir).

Si no tienes un coco fresco puedes usar el rallado. Para ello, por cada taza de coco añade 2 tazas de agua hirviendo en la licuadora. Procesa por algunos minutos hasta que quede lo más líquido posible. Cuela y conserva en un frasco en el refrigerador. En ambos casos conviene consumirla dentro de los 2 días posteriores a su preparación.

Propiedades de la leche de coco. Cómo preparar leche de coco en casa. Receta de leche de coco casera.

Este alimento a base de coco reemplaza perfectamente a la leche de vaca u otras en cualquier receta.

© Depositphotos.com/belchonock

Si vas a comprarla debes analizar muy bien la etiqueta de la lata o de la botella. No debe haber ingredientes artificiales, químicos ni agregado alguno, si lo que buscas es una leche pura. Aunque algunas están endulzadas con miel o con sirope de maple, también la encontrarás natural (sin endulzar). Evita las versiones “light” o “de dieta”, a las que se les ha incorporado edulcorantes artificiales completamente innecesarios. En lo posible, busca las definidas claramente como puras, orgánicas, y no pasteurizadas.

¿Cómo se usa?

Este producto reemplaza perfectamente a la leche de vaca u otras en cualquier receta. Puedes usarla para cocinar o también consumirla cruda. Para el primer caso, es mejor agregarla al final de la cocción, de modo de no exponerla mucho tiempo a altas temperaturas, lo que provoca la pérdida de algunos nutrientes. ¡Por el otro lado, usarla en tus recetas dará una profundidad de sabor incomparable!

"Este producto se elabora licuando la carne y el agua del coco. Una vez que se obtiene una textura uniforme, se cuela por un tamiz envuelto en una muselina, y se conserva sólo el líquido."

'

"Recuerda consumir la leche de coco casera dentro de los 2 días posteriores a su preparación, conservándola en el refrigerador."

También, es un genial agregado para las bebidas calientes, como el té y el café. Si buscas dar algo más de textura, al prepararla usa más cantidad de carne del fruto que de su líquido, procesándolos para lograr una textura espesa. Incluso puedes omitir el suave hervor y usar esta crema como sustituto para la de leche o la nata líquida, aunque no es apta para batidos convencionales (pues no toma firmeza, salvo que le agregues otros complementos, como gelatinas y espesantes naturales).

La leche de coco casera es una excelente alternativa para incorporar a tu dieta. Tiene tantos beneficios que es muy probable que sea aceptada como un alimento básico para nuestra alimentación, ¡para siempre!