Cómo hacer ladrillos de papel para encender el fuego

Ladrillos de papel

Cuando el fuego cuesta encender apelamos a un montón de recursos y de tiempo que muchas veces nos colman la paciencia. Hoy te enseñaremos a crear ladrillos con papel que nos serán de gran utilidad en estos casos, y de paso, colaboraremos con el medio ambiente reutilizando estos recursos.

La mayoría de los papeles y cartones que utilizamos en la vida diaria son útiles para reciclarlos. Con ellos podemos hacer nuevos proyectos, como papel artesanal, por ejemplo. Pero también hay otros objetos que podemos crear a partir de ellos, como estos útiles ladrillos para encender el fuego, apto para asados en familia o para que la chimenea no quede sin calor durante el invierno.

Pasos para armar ladrillos de papel para encender el fuego

Buscar el papel. Para hacer estos ladrillos comenzaremos por reunir los papeles aptos para la tarea. Estos incluyen las guías de teléfono viejas, los diarios y periódicos, folletos, correspondencia de todo tipo, resúmenes, hojas impresas, tickets, facturas que no necesitemos, etc.

Armar la pulpa. Los trozaremos en pedazos relativamente pequeños y los colocaremos en una gran olla con suficiente agua, haciéndolos hervir para que se conviertan en una pulpa o pasta. Para seguir con la premisa de ayudar al medio ambiente, podemos aprovechar la parrilla para llevar a cabo esta labor, minimizando nuestro consumo de gas, o bien podemos llevarlas al calor del sol en un día de verano.

Armar el marco. Cuando la pulpa ya esté lista, bien maleable y desmenuzada, fabricaremos un marco con recortes de varillas y una tela metálica o plástica bien tensa. El tamaño de este marco o bastidor, al igual que su altura, estará determinado por nuestro gusto, es decir, por el tamaño que queremos que nuestros ladrillos encendedores de fuego posean.

Colocar la pulpa dentro del marco. Tal y como hacemos en la creación de papel artesanal, removeremos el agua con la pulpa y llevaremos el marco al fondo, capturando la mayor cantidad posible de pulpa. Iremos presionando con la mano para que cada ladrillo sea bien compacto, y dejaremos escurrir de manera natural sobre la olla de cocción.

Secar los ladrillos y guardarlos. Cuando los ladrillos hayan soltado suficiente agua, los colocaremos semi secos sobre un trapo o papel de diario, llevándolos preferentemente al sol para que culminen el secado. Cuando ya estén listos y bien compactos, los colocamos dentro de un contenedor con tapa, bien acomodados todos nuestros ladrillos o cubos de papel, y rociaremos con kerosene o algún líquido apto para encender el fuego. Reservamos allí, en el recipiente de cierre hermético, hasta el momento de utilización.

Si es un día ventoso o si la leña a utilizar estuviera húmeda, podemos retocar la impregnación de los ladrillos con unas gotas más de kerosene, y veremos como el fuego enciende mucho más fácil.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer ladrillos de papel para encender el fuego, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social