Cómo hacer la Pedicura en Casa

4 Pasos para hacer la Pedicura en Casa

Aprender a hacer la pedicura en casa es la manera más fácil de lucir una huella sensacional todo el año, y sin caer presas de los altos costos del salón de belleza. Para hacerlo, necesitarás sólo algunos pocos elementos, que seguramente ya tienes en tu juego de manicura o en tu ducha.

Conoce estos 4 pasos para dejar tus pies saludables e impecables, rápido y sin esfuerzo.

Por qué hacerte tú misma la pedicura

No sólo se trata de una cuestión de belleza. Hacerte la pedicura tú misma es la manera más efectiva de retirar células muertas y solucionar la piel agrietada, lo que permite una saludable sudoración de los pies y un adecuado control de la temperatura corporal. Es que los pies son por demás importantes para nuestro bienestar, pues sustentan todo el peso del cuerpo y están constantemente exigidos a lo largo del día, a menudo sin siquiera tener una apropiada ventilación.

Método casero para hacerte la pedicura tu misma. Guia para una pedicura en casa en 4 simples pasos
Imagen 1. Si vives en una zona costera, caminar descalzo por la arena es una manera genial de hacer tus pies casi sin esfuerzo.

Mucho más si tienes condiciones particulares en la piel o diabetes (seguro conocerás sobre el síndrome de pie diabético y la necesidad de un adecuado tratamiento). El clima de la ciudad también afecta nuestro bienestar: el frío nos obliga a abrigar nuestros pies más de la cuenta, alterando su funcionamiento en la regulación del cuerpo entero, y también el aire seco, el polvillo y el excesivo uso de cosmético como polvos pédicos y talcos impiden la sudoración, tan importante para la desintoxicación del organismo entero.

Cómo hacer la pedicura en 4 pasos

Luego de la ducha diaria o de lavar y secar muy bien tus pies, crea un ambiente agradable para hacer de esta tarea una de dicha completa. Un poco de música, una taza humeante de café o de tu té favorito, y un sitio confortable donde puedas sentarte, tener tus elementos al alcance de la mano, y tus pies en alto.

Primer paso: Eliminar las durezas 

El primer paso es eliminar las durezas de tus pies. Usa raspones, limas y piedras pómez naturales o artificiales, aprovechando que la piel está algo más blanda por el calor de la ducha. Raspa en una dirección y luego en otra en varias pasadas, y no en movimientos circulares que podrían lastimarte. Presta especial atención a las zonas más afectadas, como los talones y los dedos, y recuerda que es más efectivo hacer varias pasadas algo suaves que forzar los elementos contra tu piel. Tómate todo el tiempo que necesites para eliminar las durezas.

Segundo Paso: Pulir los pies

El segundo paso para hacerte la pedicura es pulir los pies. Necesitas terminar de retirar la piel seca que has raspado y también las suciedades de los poros, grietas y las células muertas adheridas. Usa cremas pulidoras exfoliantes comerciales, especialmente diseñadas para los pies, o prueba con nuestras propuestas de cremas caseras de exfoliación. Hazlo haciendo suave presión y movimientos circulares con tus dedos, deja actuar uno a dos minutos, y luego enjuaga con suficiente agua tibia. Seca dando golpecitos con papel tissue.

Tercer paso: Hidratar

Es muy importante hidratar los pies para ayudar a renovar las células y lucir una piel más tersa y brillante, y también más descansada. Puedes usar cremas hidratantes comerciales, o también aprovechar para preparar una mascarilla refrescante que ayude a nutrir e hidratar la piel de tus pies. Aprovecha este paso de la pedicura casera para hacerte suaves y renovadores masajes de pies mientras te aplicas las cremas. Luego, quita la mascarilla y seca, o deja que se absorba la crema hidratante para los pies en su totalidad.

Cuarto paso: Embellecer

Quizás no lo interpretes en una relación directa, pero embellecer los pies es parte importante de su renovación. Puedes cuidar de tus uñas y cutículas solamente, o aplicar un barniz de uñas de un color sensacional que te encante. Recuerda, al menos, aplicar una laca protectora e hidratante, dando brillo y salud a tus pies. Finaliza la tarea vistiéndolos con alpargatas, bailarinas, o con unas confortables zapatillas mullidas que inviten a su descanso absoluto, al menos una hora antes de irte a dormir.

En sólo algunos minutos y con total satisfacción dejarás tus pies bellos, suaves, saludables y mucho más relajados. Aplica estas técnicas una vez por semana, y tendrás tus pies sensacionales todo el año con esta simple manera de hacer la pedicura en casa.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer la Pedicura en Casa, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social