Cómo hacer la cura tibetana del ajo

¿Qué es la cura tibetana del ajo?

La cultura tibetana tiene muchísimos secretos de salud que aprovechan las propiedades de elementos naturales para nuestro beneficio. Entre estas, la cura tibetana del ajo es una manera de mejorar nuestro estado corporal y mental usando esta delicia de la naturaleza: el ajo.

La cura tibetana del ajo es una práctica milenaria proveniente del Tíbet, que se basa en el uso y aprovechamiento del ajo como solución medicinal para diversas enfermedades y condiciones, aunque también resulta en una buena solución para cuidar la figura y bajar de peso de manera natural.

Beneficios de la cura tibetana del ajo

El ajo posee numerosos beneficios para el organismo. Es depurativo y antiséptico, y ayuda a mejorar nuestro sistema inmune colaborando en la prevención de enfermedades y de ciertas infecciones. Es un buen recurso en contra de la hipertensión, pues colabora en una mejor circulación sanguínea, y también es útil para eliminar el colesterol malo, y para eliminar y prevenir coágulos sanguíneos.

En la digestión, el ajo ayuda a limpiar de lípidos al organismo, y también mejora el metabolismo, ayudando así a perder el peso extra. De igual modo, es un buen aliado para regular la función respiratoria, aliviando la sinusitis, y también es útil en el alivio de males de vista, de oído, contra dolores de cabeza y los provenientes de artritis y artrosis.

Cómo hacer la cura tibetana del ajo

En un recipiente de vidrio de cierre hermético, coloca 350 gramos de ajo pelado y triturado, junto con 250 cc de aguardiente, coñac, tequila o un alcohol fuerte similar. Cierra herméticamente y lleva a la nevera por 10 días, para macerar. Luego, filtra por un tamiz y conserva sólo el líquido, en otro contenedor de vidrio de cierre hermético, y mantén en la nevera por dos días más.

El líquido resultante, que puede tomar un tono verdoso, se bebe de a gotas disueltas en un vaso de leche o de agua (mejor en leche) antes de las comidas diarias, según la siguiente tabla, durante 12 días:

  • Día 1: 1 gota en el desayuno, 2 gotas en el almuerzo, 3 gotas en la cena
  • Día 2: 4 gotas en el desayuno, 5 gotas en el almuerzo, 6 gotas en la cena
  • Día 3: 7 gotas en el desayuno, 8 gotas en el almuerzo, 9 gotas en la cena
  • Día 4: 10 gotas en el desayuno, 11 gotas en el almuerzo, 12 gotas en la cena
  • Día 5: 13 gotas en el desayuno, 14 gotas en el almuerzo, 15 gotas en la cena
  • Día 6: 16 gotas en el desayuno, 17 gotas en el almuerzo, 18 gotas en la cena
  • Día 7: 17 gotas en el desayuno, 16 gotas en el almuerzo, 15 gotas en la cena
  • Día 8: 14 gotas en el desayuno, 13 gotas en el almuerzo, 12 gotas en la cena
  • Día 9: 11 gotas en el desayuno, 10 gotas en el almuerzo, 9 gotas en la cena
  • Día 10: 8 gotas en el desayuno, 7 gotas en el almuerzo, 6 gotas en la cena
  • Día 11: 5 gotas en el desayuno, 4 gotas en el almuerzo, 3 gotas en la cena
  • Día 12: 2 gotas en el desayuno, 1 gotas en el almuerzo, 25 gotas en la cena

Al comenzar el tratamiento de la cura tibetana, puedes sufrir mareos, náuseas, erupciones y malestar estomacal, que desaparecerán en pocos días. Una vez realizada la cura, no debes volver a hacerla dentro de los siguientes 5 años.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer la cura tibetana del ajo, te sugerimos que visites nuestra sección Medicinas alternativas.

Esta nota te fue útil?
41 valoraciones.
El 90% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social