Cómo hacer jabones para combatir la celulitis

Jabón artesanal para combatir la celulitis

La celulitis, también conocida como "piel de naranja", es una de las condiciones de la piel más presentes en nuestros tiempos. El sedentarismo, la alimentación y las condiciones propias de nuestro cuerpo nos dejan las feas marcas de esos pequeños pozos en la piel, que afecta nuestra apariencia, nos cohíben y nos impiden disfrutar de nuestra figura.

Para combatir esta condición y ayudar a prevenirla, hoy aprenderemos a elaborar en casa dos versiones de jabón casero de frutas, granos y cereales contra la celulitis.

Jabón de coco y avena para la celulitis

Por cada pastilla de jabón que quieras crear, prepara un molde de silicona para jabones, limpio y humectado con vaselina líquida o con aceite esencial, una olla de acero inoxidable para fundir, otra olla con agua para hacer el fundido a baño María, una cuchara o espátula de madera, una cuchara para medir, un rallador fuera de uso, y la nevera.

Ingredientes para cada pastilla de jabón:

- 1 pastilla de jabón de glicerina neutro, o 150 gramos de glicerina pura en barra
- 1 a 2 cucharadas de jabón de coco (común o de glicerina)
- 1 cucharada de aceite de oliva
- 1 cucharada de aceite de germen de trigo (puedes reemplazar por 2 cucharadas de aceite de oliva)
- 1 cucharada de avena fina o molida
- Aceite esencial o esencia aromática de coco

Para su elaboración, comienza por rallar la glicerina o los jabones y coloca en la olla pequeña, para llevar a fundir en baño María. Una vez que adquiera una consistencia acuosa, incorpora la avena fina o molida, y revuelve bien para mezclar. Agrega finalmente los aceites, revuelve bien, retira del calor y añadde el aceite esencial de coco, unas 3 a 5 gotas para aromatizar.

Deja asentar un poco mientras humectas el molde elegido, y luego vierte la preparación haciéndola vibrar suavemente, de modo que no queden burbujas de aire dentro y que el jabón tome la forma del molde. Deja entibiar unos minutos y luego lleva a la nevera, para que se enfríe y solidifique. Cuando sientas la superficie ya rígida, desmolda y coloca sobre papel manteca para volver a la nevera y finalizar el secado por dos días más.

Jabón de café y almendras para prevenir la celulitis

Siguiendo la metodología anterior, te proponemos otra variante de jabón contra la celulitis.
Ralla y lleva a derretir a baño María 8 trozos de jabón de manteca de karité, y agrega un puñado de café molido. Mezcla para integrar bien, retira del fuego, y agrega una cucharada de aceite de oliva virgen junto a media cucharadita de aceite esencial de almendras dulces.

Ya bien emulsionados los ingredientes, humecta moldes de silicona para jabones con vaselina líquida o con el aceite esencial de almendras, y vierte el preparado. Deja asentar unos minutos y luego lleva a la nevera para enfriar.
Cuando notes sólida la superficie, desmolda y deja terminar el secado por dos días más, igual que en el jabón anterior.

Pasados los dos días extra de secado, ambos jabones estarán listos para usar en el baño diario. Utilízalos en movimientos circulares y ascendentes en las zonas de mayor conflicto (glúteos, caderas, vientre) o en todo tu cuerpo, para hacer una leve exfoliación, limpiar la piel, y al mismo tiempo aprovechar las propiedades anticelulíticas de estos ingredientes naturales.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer jabones para combatir la celulitis, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 88% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social