Cómo hacer Jabones Exfoliantes caseros

Recetas para hacer jabones exfoliantes caseros

La exfoliación es una tarea fundamental para mantener la piel en óptimas condiciones. La suave astringencia raspa delicadamente la piel, eliminando las células muertas, suciedades y grasitud que bloquean los poros e impiden una adecuada regeneración celular.

En esta nota aprenderemos a realizar jabones caseros con propiedades exfoliantes, para usar en tu rostro, en tus manos y en todo tu cuerpo.

Jabón exfoliante casero para manos, cuerpo y rostro

Esta es una alternativa natural para tu cuidado y cosmética: un jabón casero con ingredientes de delicados aromas y con enormes beneficios para tu piel.

Para elaborarlo, debes colocar en una olla de acero inoxidable una porción de jabón orgánico neutro o jabón de base neutro, rallado, y llevar a baño María para derretir. Con una espátula de madera, incorpora ralladura de piel de limón, gotas de aceite esencial de limón, aceite esencial de duraznos, la pulpa triturada de un durazno pelado, y una cucharada de sal marina en granos. Mezcla y retira del calor, para seguir removiendo hasta obtener una consistencia pastosa.

Coloca en moldes de jabones esterilizados y deja enfriar hasta notar que esté sólido. Luego, desmolda, permite que termine de secar la cara que quedó oculta, y conserva en un sitio oscuro y fresco hasta el momento de usar.

Jabón exfoliante casero para el rostro

La siguiente es una receta para hacer un jabón exfoliante casero a base de avena, una opción más gentil para utilizar en el rostro.

Ralla una barra de jabón de glicerina o de glicerina pura, y calienta a baño María en una olla de acero inoxidable, hasta derretir. Cuando este líquido, agrega dos cucharadas de avena molida por cada barra de jabón que quieras crear (calcula unos 150 gramos de glicerina por jabón).

Remueve y mezcla con cuchara de madera para integrar y liberar las propiedades de la avena en la glicerina. Agrega una cucharada de alcohol de 96° por cada jabón, y retira del fuego. Añade 4 gotas de esencia o aceite esencial de limón o de naranjas, y media cucharada de tinte vegetal blanco. Remueve para integrar todo.

Humecta un molde para jabones con vaselina líquida y vierte el preparado. Deja secar en un sitio oscuro y fresco, desmolda y deja reposar de una semana a diez días.

Jabón exfoliante casero anti acné

Para solucionar dos problemas en el mismo paso, crea este jabón casero exfoliante con propiedades antiacné.

En una olla de acero inoxidable, coloca base de jabón de glicerina para derretir, y luego (ya derretida) agrega un puñado de azufre, uno de lavanda seca y unas 20 gotas de aceite esencial de árbol de té por cada jabón a crear. Revuelve con cuchara de madera para integrar, y luego retira del calor.

Humecta el molde para jabones con un poco de aceite esencial de árbol de té embebido en un algodón, y vierte el jabón para dejarlo asentar y secar en un sitio oscuro y fresco, si prefieres dentro de la nevera.

Desmolda cuando notes el jabón firme, y deja secar por dos a tres días antes de usar, para concentrar las propiedades y obtener un producto más adecuado para la piel con acné.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Jabones Exfoliantes caseros, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
23 valoraciones.
El 83% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social