Cómo hacer jabones de flores

Cómo fabricar jabones artesanales de flores

Las flores nos alegran, calman los nervios y nos seducen con sus perfumes. Pero también son grandes aliadas para nuestra belleza si las utilizamos como base para hacer jabones artesanales. De esta manera, obtendremos productos caseros con todos los beneficiosas que nos otorga la naturaleza.

Cómo hacer jabón de caléndula

Para hacer este jabón floral debes rallar una barra de jabón de glicerina neutro, para derretirla a baño María en una ollita de acero inoxidable (o al microondas, calentando en tandas de 30 segundos). Ya derretida, retira del calor y agrégale 15 gotas de aceite esencial o esencia de caléndula, y mezcla para incorporar. Deja entibiar, y añade pétalos de caléndula que hayas lavado y congelado, para asegurarte que queden en buena forma, bien estirados.

Vierte el jabón en los moldes elegidos, controlando la posición de los pétalos, y deja enfriar en la nevera hasta desmoldar. Luego, deja terminar el secado en las partes que le falte y conserva en sitio fresco y oscuro por 5 días antes de utilizar.

Cómo hacer jabón casero de lavanda

Para realizar esta delicada delicia necesitas rallar una barra de glicerina base para jabones y derretir a baño María o en microondas. Retira del calor y agrégale unas tres a cuatro gotas de colorante vegetal para jabones, del color que prefieras (lila queda hermoso). Revuelve para mezclar, y agrega 3 gotas de aceite esencial de lavanda, otras tres de aceite esencial de manzanilla, y 2 gotas de aceite esencial de mandarinas. Mezcla con espátula, y agrega flores de lavanda secas, en rama o molidas.

Vierte en moldes, deja enfriar en la nevera, luego desmolda y termina el proceso de secado por tres a cuatro días antes de usar. El resultado es un delicado y delicioso jabón exfoliante y desinflamatorio para la piel del rostro y todo el cuerpo.

Cómo fabricar jabón artesanal de rosas

Delicado y bello, el jabón de rosas se elabora calentando a baño María una taza de agua destilada o desmineralizada hasta llegar a ebullición. Luego, retira del fuego y agrega una taza de pétalos de rosa limpios y naturales. Deja reposar cubierto por media hora, filtra para retirar los pétalos, y vuelve el agua al calor.

Agrega media pastilla de jabón de glicerina neutro rallado al agua caliente, para disolver. A continuación, incorpora una cucharada de aceite de ricino y revuelve bien. Quita del calor, mezcla una última vez, y deja entibiar antes de llevar a los moldes elegidos, de preferencia humectados con un poco de vaselina líquida.

Para dar más atractivo, puedes agregar un pétalo de rosas congelado al centro de cada jabón.

Cómo hacer jabón con hilos de magnolia

Este es un jabón de aspecto especial, bien femenino y con propiedades sumamente beneficiales para la piel. Se elabora en dos etapas.

En la primera, se ralla jabón base o neutro de color blanco, para disolver a baño María. Agrega unas gotas de esencia aromática de magnolia junto a las que prefieras, y vierte en moldes para jabón en forma básica, humectado con desmoldante o vaselina líquida. Deja enfriar y, cuando solidifique, desmolda y ralla en finos hilos, dejando secar unos días para que se deshidrate.

Para la segunda etapa, ralla el jabón blanco neutro, para llevarlo a baño María hasta que se torne líquido. Agrega unas gotas del colorante para jabones que prefieras, y unas gotas de aceite esencial o de esencia de magnolias.

Humecta un molde con vaselina líquida y coloca sin demasiada preocupación los hilos de la primera pastilla de jabón que hiciste. Rocía por encima con un poco de alcohol medicinal de 96°, y a continuación, vierte el segundo preparado aún caliente. Deja enfriar en la nevera y, al desmoldar, verás un precioso y delicado jabón de magnolias muy decorativo.

Cómo hacer jabón artesanal de jazmín

Para hacer este preparado necesitas rallar y disolver una barra de jabón de glicerina de base, neutro. En caliente, pero fuera del fuego, agrega unas 20 gotas de esencia aromatizante de jazmín, mezcla bien, e incorpora unos pétalos de flor de jazmín. Otra opción es verter la base en los moldes humectados con vaselina líquida y agregarle a cada uno un gran pétalo de esta flor.

Deja enfriar en la nevera, desmolda, y permite que seque por tres días antes de utilizar.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer jabones de flores, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
9 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social