Cómo hacer Jabones Caseros con Hierbas Aromáticas

Jabones Artesanales de Hierbas Aromáticas

Las hierbas aromáticas son una buena integración a nuestros platillos, y un aliado en el jardín para la lucha contra los insectos. Pero también son buenos ayudantes para preservar nuestra salud y bienestar, sea física o espiritual, gracias a sus propiedades y beneficios asociados.

Hoy aprenderemos a realizar algunos jabones caseros con hierbas de jardín o de la cocina, para que tu rutina de aseo sea también una rutina de belleza y felicidad.

Jabón casero de ruda contra las malas vibras

La ruda es tradicionalmente utilizada para ahuyentar a la mala suerte, a las malas energías, las envidias y todo tipo de emociones negativas, incluyendo las malas compañías. Este jabón de ruda te ayudará a mantenerte protegido y con el cuerpo bien cuidado, la mente relajada, y tu ser entero rodeado de la Dama Fortuna.

Para hacer este jabón casero deberás rallar 150 gramos de glicerina pura, o una pastilla de jabón de glicerina de base, para derretir a baño María. Cuando este listo, agrega unas 15 gotas de aceite esencial o de esencia aromática de ruda, y mezcla bien para distribuir. Añade unas 3 gotas de colorante vegetal para jabones de color verde, o del que te siente más a gusto.

Retira del calor, y pon un buen puñado de hojas de ruda, de preferencia ya secas para una mejor incorporación al jabón, aunque también puedes usarlas frescas, con un toque más colorido.

Coloca en moldes humectados con la misma esencia utilizada, vierte el jabón y lleva a la nevera por unas 3 horas. Luego desmolda, y deja que termine de secar sobre papel, por tres días más.

Cumplido el tiempo, envuelve en papel manteca de cocina o papel film, y conserva en la nevera o en un sitio fresco y oscuro hasta el momento de usar.

Jabón artesanal de hierbas a base de salvia y eucalipto

Para atraer la salud, desinflamar el cuerpo adolorido y, también, ahuyentar las malas energías, nada como este jabón artesanal de salvia y eucalipto.

Ralla y lleva a derretir una barra de jabón neutro de glicerina (o 200 gramos de glicerina pura) y, cuando tome consistencia líquida, agrega 7 gotas de esencia de salvia y 7 gotas de esencia de eucalipto. Mezcla bien para incorporar, retira del calor, y agrega 3 gotas del colorante vegetal para jabones que quieras (opcional).

Deja entibiar, mientras humectas moldes de jabones de silicona con unas gotas de las esencias utilizadas, y vierte el preparado para llevar a la nevera. Cuando lo notes firme, desmolda y deja terminar el secado por dos a tres días más.

Cumplido el tiempo, aprovecha en tu ducha diaria para ahuyentar las malas energías y mejorar la salud de todo tu cuerpo. Este jabón casero es ideal para las mujeres, pues la salvia posee un buen contenido de estrógenos.

Jabón de romero para la buena circulación

El romero es un gran aliado para mejorar la circulación sanguínea, y también ayuda a tranquilizar problemas relacionados con los tractos digestivo e intestinal. Haz este jabón artesanal de hierbas aromáticas para aliviar a tu cuerpo y mantener la buena salud, rallando y derritiendo una barra de jabón neutro de glicerina (o 150 gramos de glicerina pura).

Cuando haya alcanzado una consistencia acuosa, agrega siete a diez gotas de aceite esencial de romero, y mezcla para distribuir. Retira del calor, y agrega luego algunas hojitas o unas ramas pequeñas de romero fresco, o si prefieres, vierte el preparado en los moldes (humectados con aceite esencial de romero) y coloca al centro una ramita de romero fresco, bien decorativa.

Deja secar y enfriar hasta que sientas el jabón firme en su superficie, y luego desmolda. Espera que seque por dos días más, y ya tienes un jabón casero listo para usar.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Jabones Caseros con Hierbas Aromáticas, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
28 valoraciones.
El 93% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social