Cómo hacer Jabón de Vino Blanco

Cómo hacer Jabón Casero de Vino Blanco

Aprende la receta más fácil para hacer jabón de vino blanco casero, también en su variante vegana, para convertir tu baño diario en un verdadero tratamiento de belleza que le dará a la piel firmeza, suavidad y la hidratación adecuada.

Prepara tus ingredientes y ponte manos a la obra para hacer un jabón casero listo para disfrutar, obsequiar y también para vender en un pequeño emprendimiento comercial.

Antes que nada, precaución

La fabricación de jabones puede ser un proceso gratificante y placentero. Sin embargo, debes realizarlo con precaución, y tomando las medidas de seguridad necesarias.

Siempre usa gafas y barbijo, para evitar la irritación de ojos y mucosas por los vapores producidos, y realiza tus recetas en zonas ventiladas, lejos de niños, animales y personas enfermas o sensibles. Consulta con un especialista si quisieras agregar ingredientes o compuestos no mencionados en esta lista, y con tu médico si presentas irritación, sensibilidad o reacciones de cualquier tipo durante la elaboración de los jabones caseros, y también luego de su uso.

Jabón de vino blanco artesanal. Pasos para elaborar jabón de vino blanco casero. Cómo preparar un jabón de vino blanco casero

© Depositphotos.com/gstockstudio

Imagen 1. El vino blanco es un buen aliado para la belleza de la piel, pero antes debes quitarle su contenido de alcohol,

Ingredientes

Para hacer jabón de vino blanco, multiplica o divide los ingredientes según la cantidad que quieras hacer. Para lograr aproximadamente una pastilla de jabón, necesitarás lo siguiente:

  • 180 gramos de grasa de pella (para hacer jabones veganos, usa la misma cantidad de aceite de palma)
  • 100 gramos de aceite de coco ya fundido a baño María
  • 80 cm3 de aceite de castor
  • 80 cm3 de aceite de arroz integral
  • 80 cm3 de aceite de oliva extra virgen
  • 175 cm3 de vino blanco (el que tengas), muy frío
  • 130 gramos de lejía / hidróxido de sodio
  • 60 cm3 de aceite esencial de la fragancia que prefieras (opcional)

Preparación del jabón de vino blanco casero

Este proceso puede ser peligroso, así que te recomendamos prestar atención y tener precaución en cada paso que des.

Ponte tus gafas y barbijo de seguridad, y abre una ventana. Dentro del lavabo de la cocina, coloca un contenedor alto (un jarro, por ejemplo) que sea resistente al calor, pues provocaremos una reacción química que permitirá la formación del jabón.

El día anterior a la preparación (o unas horas antes), pon el vino en un cazo y calienta lentamente, revolviendo, hasta alcanzar el punto de hervor, y deja en esta cocción suave por unos 30 minutos. Esto evaporará el contenido de alcohol, haciendo del ingrediente algo mucho más seguro. Deja enfriar un poco y vuelca a una botella o contenedor, y lleva al refrigerador para enfriarlo tanto como se pueda. Coloca en el congelador una hora antes de preparar el jabón casero, pues lo necesitas casi al punto de congelación (aunque aún líquido).

Vierte en el contenedor sobre el lavabo el vino muy frío (casi helado) y mide en la balanza la lejía. Agrega de a muy poca cantidad cada vez, revolviendo para disolver con una espátula o cuchara. No añadas la siguiente porción hasta tanto la primera no se haya disuelto. Puede que no notes nada al principio, pero pronto la mezcla emitirá calor, el vino cambiará de color y se producirá la reacción. Presta atención porque si no agregas la lejía lentamente podrías provocar una erupción peligrosa (por eso ponemos el contenedor resistente al calor dentro del lavabo de la cocina). Ya disuelta la lejía, deja que enfríe nuevamente.

Una vez frío el compuesto de vino, mide y vierte los aceites y grasas en una olla de acero inoxidable, y dale calor suave hasta que todo se funda e integre. Retira del calor y deja entibiar hasta los 30 - 35°C, aproximadamente. Agrega el aceite esencial, si quieres añadir alguno, y luego vierte lentamente el compuesto de vino al compuesto oleoso. Bate con una licuadora de inmersión hasta que logres una crema opaca, brillante y uniforme.

Coloca en moldes para jabones preparados con desmoldante, y deja reposar por 24 horas antes de desmoldar y poner entre dos capas de papel encerado. Deja curar este genial jabón casero de vino blanco por 5 a 6 semanas antes de usar, obsequiar o vender.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Jabón de Vino Blanco, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social