Cómo hacer infusiones digestivas

Recetas de infusiones digestivas

Luego de una comida abundante y deliciosa tenemos una sensación de que todo el peso del cuerpo se agolpa en nuestro estómago. Nos da un poco de sueño, nos aletargamos, y nos sentimos pesados e hinchados. Es allí cuando recurrimos a las bondades del café o de las infusiones digestivas, que darán el broche de oro a este festín de comidas que pasó por nuestro paladar.

Infusión digestiva de lemon grass

El lemon grass (hierba limón, zácate, citronella) es una hierba propia de la cocina vietnamita y tailandesa, que tiene como propiedades benéficas el de ser relajante y analgésico, y es muy usada para combatir los síntomas de la depresión. También es una hierba cicatrizante y expectorante.

Pero lo que hoy nos interesa es otra de sus maravillosas propiedades: la de favorecer la digestión y aliviar la pesadez luego de una gran comida.

Prepara una infusión digestiva con lemon grass colocando en una olla con tapa pequeña, unas 10 rodajas de jengibre fresco, pelado, con 2 tallos de hierba limón o lemon grass, una o dos cucharadas de zumo de lima o de limón, miel al gusto para endulzar, y un litro de agua, que será suficiente para preparar cuatro a seis tazas.
Si prefieres un sabor más tradicional, agrega a la mezcla una cucharada de té en hebras, de preferencia negro.

Calienta a fuego bajo a moderado hasta que el agua llegue al hervor, liberando un suave vapor en su superficie pero aún sin hacer ebullición. Retira del calor justo en ese momento, y tapa para dejar reposar por unos 5 a 7 minutos. Luego, filtra y sirve en bellas tazas delicadas y de capacidad media, agregando si quieres una rodaja muy fina de limón fresco, templado para que no enfríe la infusión. Otra opción es beber esta infusión digestiva en frío, agregando cubos de hielo y rodajas de limón congeladas.

Infusión digestiva de cardamomo y anís

Otra especia de gran ayuda a la hora de facilitar nuestra digestión es el cardamomo. Mezclado con anís y con nuestro aliado infalible, el jengibre, podemos lograr una infusión deliciosa, saludable, y de gran provecho para después de comer.

Para preparar esta infusión digestiva de cardamomo y anís, coloca en una olla pequeña medio litro de agua, 3 cardamomos ya abiertos (si quieres, machácalos apenas), dos rodajitas de jengibre pelado y bien fresco, una semilla de anís estrellado, y miel para endulzar, al gusto. Puedes agregar una cucharada de manzanilla seca, o bien una bolsita de té de manzanilla. Calienta hasta que se libere vapor de la superficie del agua, sin ebullición, y tapa para dejar asentar.

Filtra y sirve en dos tazas de tamaño mediano a grande, agregando una hoja de menta fresca o una rodajita pequeña de limón.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer infusiones digestivas, te sugerimos que visites nuestra sección Infusiones.

Esta nota te fue útil?
13 valoraciones.
El 77% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social