Cómo hacer individuales de paja

Pasos para hacer individuales de paja

Para vestir y proteger nuestra mesa del calor y de la humedad de platos, vasos y bandejas con alimentos y bebidas, nada como los salvamanteles. Los individuales y los posavasos logran cumplir efectivamente su labor y, al mismo tiempo, visten y decoran la mesa, en numerosos estilos. Hoy veremos una manera sencilla de crear salvamanteles o individuales de paja, en minutos, y a nuestro gusto.

La paja es un tallo seco proveniente de la variedad de las gramíneas o cereales de caña, como el trigo, la avena, el centeno, la cebada y el arroz. Estas varillas flexibles, de diferentes grosores, permite ser modelada y trabajada, para luego ser secada y decorada de manera sencilla y rápida. Resiste bien el calor de la vajilla y logra contener la humedad de los vasos y copas, siendo así el material ideal para nuestros decorativos salvamanteles.

Imagen 1.

Para crear sencillos individuales de paja, reúne manojos algo delgados. Puedes darles el largo que prefieras, y puedes prolongarlos mezclando entre sí varillas de paja a diversas alturas. Luego, haz una torzada o enrosca la paja sobre sí misma, para crear una varilla roscada bien larga. Puedes ir humectándola en agua caliente, dejándola remojar, para ablandarla y facilitar la labor.

Con la ayuda de alambres de floristería, ve enroscando la varilla creada, en un espiral bien plano. Puedes usar también hilos regulares del color elegido, o también puedes ir anudando y ayudando a la formación del espiral con delgada varillas de paja, rafia u otros materiales orgánicos. No utilices tanzas o materiales plásticos, pues podrían alterarse por el calor de los platos de alimentos.

Crea el espiral del tamaño deseado. Puedes hacer una espiral de unos 10 cm de diámetro para vasos, o uno de 25 a 30 cm para platos. Otra opción es hacer individuales de unos 40 a 50 cm, donde podrás reposar las bandejas. También, en lugar de simples espirales redondos, puedes crear salvamanteles con formas cuadradas y rectangulares, ayudándote con el alambre, los hilos y las rafias, a tu gusto.

Tras crear la pieza, sujétala a una tela o a un trozo de isopor para dejarla secar bien, fijando su forma. Ayúdate con un secador de cabellos, si hiciera falta. Luego, podrás pintar a tu gusto.

Ya que los salvamanteles tomarán contacto con elementos húmedos y vapores, te recomendamos pintar con pinturas de esmalte sintético, de preferencia en aerosol, para que alcance y cubra cada minúsculo sector de la superficie.

Para crear individuales de paja con un estilo natural, deja sin pintar y aplica algunas flores secas para decorar. Puedes finalizar con un reborde de hilo sisal o de soga de algodón de color café. Para un look moderno, elige pinturas en aerosol de tonos metalizados, y para estilos más románticos e inocentes de individuales, pinta con tonos pastel planos. Luego de pintar y dejar secar, en ambas caras, puedes proteger con barniz o dejar simplemente pintado.

Si quieres lograr una decoración extra de los salvamanteles de paja, puedes crear rebordes con hilos y sogas, o aplicar accesorios (adhiriéndolos con silicona o con pegamento universal incoloro) como botones, flores secas, perlas, mostacillas, granos y especias secas, moños de elementos naturales, o simplemente dejar como esta, para un aspecto más natural.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer individuales de paja, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social