Cómo hacer Helado de Cerveza

Cómo hacer Helado Casero de Cerveza

Vaya combinación tentadora la que proponemos hoy: hacer un delicioso helado de cerveza casero, usando tu bebida favorita y convirtiéndola en un postre sin igual. Para prepararlo necesitas pocos ingredientes que quizás hasta ya tienes en casa en este momento. Necesitas lo siguiente:

- 5 yemas de huevos, orgánicos si los consigues
- Una botella (grande) de cerveza, la que prefieras: rubia, roja, negra, etc.
- 1 taza de crema de leche (nata) para batir
- 1 taza de leche
- 1/4 de taza de azúcar blanco (puedes combinarla mitad y mitad con azúcar moreno)
- Dependiendo de la cerveza que uses, puedes agregar una cucharadita de extracto de vainilla y una pizca de sal, para elevar su sabor

¿Qué cerveza elegir?

Para este sabroso helado de cerveza puedes usar tu bebida favorita, pero ten en cuenta algunos pequeños detalles: las cervezas de lúpulo resultarán más amargas en el proceso de cocción, mientras que las de malta se harán más dulces, y las negras o más oscuras tendrán algo más de cuerpo y un tono dulce en la cocción.

Ingredientes y preparación del helado de cerveza casero. Guía para preparar helado de cerveza en casa. Cómo hacer tu popio helado casero de cerveza

© Depositphotos.com/bhofack2

Imagen 1. Una manera deliciosa de servir este helado es agregar una bola a un vaso de tu cerveza favorita.

También puedes utilizar cervezas novedosas con detalles de vainilla, de cerezas u otros sabores que te gusten. Y recuerda: la práctica hace a la perfección, la exploración te ayudará a lograr tus propias recetas personalizadas. Conforme vayas preparando tus versiones de helado, verás que dependiendo de la bebida elegida utilizarás azúcar blanco o moreno, y hasta ajustarás la cantidad a tu gusto.

Preparación del helado de cerveza

Prepara la batidora de pie y una olla del tamaño adecuado. Pon la leche y la crema (nata) en la olla, y comienza a calentar a fuego bajo, revolviendo ocasionalmente. Al mismo tiempo, pon el azúcar y las yemas de huevo en la batidora, y actívala a velocidad media-alta para lograr una preparación de color claro, uniforme. Cundo veas que se forma una capa de nata sobre los líquidos de la olla, retírala del calor.

Sin dejar de batir la preparación de huevos, agrega un poco (una o dos cucharadas, no más) de la mezcla caliente de leche, para templar ambos y evitar que se cocinen los huevos en este paso. Ya que se hayan integrado bien, vuelca la preparación de la batidora hacia la olla, con el resto de la mezcla de leche y crema, mientas revuelves bien. Vuelve al fuego bajo y revuelve constantemente, aunque con cuidado de no batir: la mezcla se irá espesando y quedará brillante y uniforme.

Cuando la preparación caliente se haya mezclado bien, pásala por un tamiz para eliminar cualquier coágulo de huevo que pueda haber (a veces los pequeños restos de clara se cocinan y forman líneas blancas). Coloca todo en un contenedor adecuado para llevarlo a la nevera hasta que enfríe bien.

Mientras a mezcla de base se enfría, vierte la cerveza en una olla y calienta a fuego bajo. Cuando comience a hacer un hervor bajo (custodia que no hierva en burbujas grandes) irá perdiendo parte de su contenido de agua, y reduciéndose para tomar más cuerpo y concentrar su sabor. Este paso también quitará el alcohol, haciendo que el helado de cerveza sea apto para niños y embarazadas, sin problemas. Cuando hayas reducido hasta obtener –aproximadamente- una taza, retira del fuego y complementa con los sabores que quieras, como extracto de vainilla o sal, aunque esto es completamente opcional.

Toma la preparación de la nevera y agrégale la reducción de cerveza, caliente, revolviendo mientras lo haces. Cuando se integren bien, vuelve al frío de la nevera por toda la noche, o más tiempo si quieres, cubriéndolo con papel film para que no se airee demasiado.

¿Postre o helado de cerveza?

Este postre será delicioso así como está, con una consistencia de pudín y un sabor únicos. Si quieres convertirlo en un helado cremoso, luego de al menos 8 horas de reposo en el frío vierte todo en el vaso de tu máquina de hacer helados, y sigue las instrucciones del fabricante. Si no tienes máquina de helados, vierte en un contenedor adecuado y lleva al congelador por unas 4 a 5 horas, revolviendo cada 30 minutos para romper los cristales de hielo que se formen y darle así la consistencia y textura de un helado casero de cerveza cremoso y muy especial.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Helado de Cerveza, te sugerimos que visites nuestra sección Postres – Dulces - Helados.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social