Cómo hacer Gotas de Limón

Receta para Hacer Gotas de Limón Caseras

Las gotas de limón son sensacionales: combinan la frescura cítrica del fruto, la picardía de comer golosinas, y la satisfacción de saber que estás sumando salud y bienestar a tu vida con cada una de estas pequeñas delicias que lleves a tu boca. Prepararlas es muy fácil también, y necesitas pocos ingredientes fáciles de conseguir, que tal vez ya tengas en casa.

Lista de ingredientes

Para hacer unas 40 a 50 pequeñas unidades del tamaño de un caramelo (puedes personalizarlo a tu gusto), necesitas:

- 1 taza de azúcar común
- 1/2 taza de agua apenas tibia
- 1/2 cucharadita de extracto de limón
- 1/2 cucharadita de crémor tártaro
- 2 cucharaditas de ácido cítrico
- Azúcar glas (en polvo, impalpable) para la cobertura exterior, en cantidad necesaria

Preparación de las gotas de limón. Guía para preparar gotas de limón en casa. Gotas de limón caseras y saludables

© Depositphotos.com/sasimoto

Imagen 1. Divide la preparación y agrega a cada porción un color diferente: ¡tendrás sabrosas gotas de limón de colores!

Notas a tener en cuenta:

- Si no consigues extracto de limón, podrás sustituir el agua tibia por jugo fresco, eligiendo limones maduros y muy aromáticos.
- Conseguirás el cremor tártaro y el ácido cítrico en una droguería, en farmacias completas, y también en tiendas de repostería.
- Puedes darle color agregando en la preparación algunas gotas de colorante vegetal de uso gastronómico, amarillo o del tono que prefieras.
- Si no consigues azúcar glas para la cobertura, simplemente procesa por algunos minutos azúcar común en la licuadora (en este video se muestra cómo hacerlo). Puedes agregar una gota de colorante vegetal para cambiar su color.

En cuanto a los materiales para hacer gotas de limón caseras, necesitarás cucharas de medir, una olla o sartén profunda, una placa para horno preparada con papel de hornear o plancha de silicona, una cuchara plástica o espátula, un termómetro de cocina, un tazón, un plato grande, una rejilla metálica y un cuchillo no aserrado (o espátula metálica) para cortar.

Preparación de las gotas de limón

Mide y pesa todos tus ingredientes, teniéndolos listos para trabajar, pues debes respetar las temperaturas del azúcar para evitar que se queme. Una vez que los tengas, vierte el agua y el azúcar común en la olla, mezcla para disolver el azúcar, e incorpora el crémor tártaro. Asegúrate de integrar completamente, sin dejar grumos. Pon a fuego moderado, revolviendo ocasionalmente, y coloca el termómetro de cocina para conocer la temperatura de la preparación. Cuando llegue a los 300°F/148°C, retira la olla del fuego y vierte de inmediato a la placa cubierta con silicona, papel de hornear, o a la mesada apenas engrasada con aceite vegetal o antiadherente en aerosol.

En un contenedor pequeño, mezcla el ácido cítrico, el colorante (si vas a usarlo) y el extracto de limón, e incorpóralo a la preparación caliente, integrando con la espátula en movimientos envolventes. Hacemos esto para que esta mezcla no tome la mayor temperatura de la olla, y para no ensuciarla con el colorante. Si no vas a usar el extracto (seguro usaste jugo fresco de limón) ni el colorante, incorpora el ácido cítrico sin más dentro de la olla, disolviéndolo bien para evitar que se formen grumos.

Cuando la preparación tenga la temperatura adecuada (para no quemarte), amasa formando una tira larga, con cuidado. Deja asentar durante unos minutos, pero sin dejar que se enfríe demasiado. Mientras tanto, prepara la cobertura poniendo el azúcar glas en un plato grande o molde con algo de bordes (aunque puedes usar un tazón o ensaladera).

Usando una espátula plana o un cuchillo no aserrado humectados en aceite, corta las gotas de limón en el tamaño que quieras. Traslada ni bien cortes, y de a una a la vez, a la cobertura de azúcar, moviéndolas para que se recubran bien. Esto evitará que se peguen entre sí. Retíralas hacia un colador grande o una rejilla para quitar el exceso de azúcar y, cuando estén bien frías, guárdalas en un contenedor de cierre hermético.

Puedes conservarlas en la alacena o en el refrigerador, siempre en un frasco bien cerrado para que no se humedezcan, y lleva contigo algunas sabrosas gotas de limón en una cajita de golosinas (como las de Tic-Tacs, una lata de mentas, o lo que quieras). ¡Irresistibles!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Gotas de Limón, te sugerimos que visites nuestra sección Postres – Dulces - Helados.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social