Cómo hacer flores con botones

Decían las abuelas que en todo hogar feliz siempre hay flores para ser disfrutadas. Y es verdad: las flores aportan a cada ambiente una frescura y una alegría incomparables. Pero, claro, hoy no disponemos de los magnánimos y coloridos jardines de antaño, y el costo de renovar las flores frescas puede resultar algo doloroso para nuestro plan de economía doméstica. Entonces, ¿por qué no hacer nuestras propias flores, y dejar que nos alegren para siempre?

Las flores artificiales carecen del encanto y de la naturalidad que quisiéramos para cada estancia del hogar. Por ello, hoy te sugerimos elaborar tus propias flores, bien coloridas y originales, a partir de elementos comunes y altamente duraderos: botones de colores.

Imagen 1.
Imagen 2.
Imagen 3.

Paso a paso, cómo hacer flores con botones

Hacer un ramo o bouquet de flores de botón es sumamente sencillo. El primer paso es reunir todos los materiales necesarios. Busca cuanto botón tengas libre y suelto en casa. Debes conseguir botones de diferentes colores, texturas y tamaños, para hacer las flores más llamativas. Recuerda que también puedes hacer tus propios botones.

Además de los botones, necesitarás alambres finos y maleables. Los de floristería resultarán ideales, pues son bien manejables y delgados, permitiendo su paso por los ojales más pequeños de los delicados botones. Puedes utilizar, para dar mayor resistencia a la pieza, algún pegamento adecuado (silicona caliente, pegamento universal incoloro) y lanas de colores, para complementar.

Comienza la división de los botones, colocando en un montón los de mayor tamaño, y así hasta llegar al montón de los más pequeños. Los botones pequeños serán el centro de la flor, y los mayores, sus pétalos.

Ve uniendo los botones, apoyando los más pequeños sobre los más grandes, en orden ascendente. Así, se podrán ver todos los colores y texturas. Fija los botones con pegamento, si lo deseas, y atraviesa por sus ojales con el alambre fino.

Puedes enrollar la base del alambre para crear un tallo de flor más resistente: corta dos trozos de alambre de floristería de unos 40 centímetros (para una flor de unos 15 cm de alto, en total); atraviesa ambos alambres por los ojales, cruzándolos en los botones, haciendo que la mitad del largo de cada alambre sea el centro de paso por las flores. Lleva, entonces, las cuatro porciones de alambre hacia abajo, y enróllalos entre sí. Puedes dejar uno libre, para simular hojas modeladas. Luego, simplemente coloca las flores dentro del contenedor o de la base, y dales un poco de movimiento, doblando los alambres.

Ideas para la base o florero

Para la base, puedes usar un florero que ya tengas en casa, o crear tu propio florero a partir de latas, frascos, botellas, o lo que prefieras, dependiendo del estilo que quieras dar a la habitación. Para un toque más creativo, simula con porcelana fría o con cartón una gran bobina de hilo, coloca hilos y lanas a su alrededor, y aplica una aguja gruesa (o colchonera) para hacer un bouquet floral tematizado en la costura.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer flores con botones, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?
8 valoraciones.
El 88% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social